Microrreseña: Umami de Ken Niimura

Vuelven las Microrreseñas, esta vez con el primer número del esperadísimo nuevo tebeo de Ken Niimura. ¡Qué ganicas tenía ya de hincar el diente a material fresco! En esta ocasión el mangaka hispano-japonés nos presenta un cómic con la gastronomía como telón de fondo. Y ocupando un espacio también importante en su historia, claro. Su nombre: Umami.

Como todos los que me leáis a menudo ya sabréis, soy espantosa en la cocina, la destructora de los fogones, apodada también “La Carbonizadora de los Nauts Pirenèus“. Es una frustración muy grande resultar una abominación en cuestiones culinarias, y no será porque no le haya puesto ganas. Uno de mis mejores amigos, al que quiero un montón, es un chef maravilloso (y al único que le permito que me cocine carne, por lo demás podríamos decir que soy vegetariana) y se ríe mucho con mis sufrimientos. Alguna vez le ha tocado padecerlos también, con todo el estoicismo que le brinda su profesionalidad. El día que comió el bizcocho amorfo de dulce de leche que horneé no dijo ni pío, es un santo. ¿Y qué hace una criminal de la cocina como yo leyendo un manga así? Pues disfrutar, como puede hacer cualquier hijo de vecino, porque este primer episodio ha sido genial.

umami1

Hacen falta dos para cocinar: las aventuras de una chef y un cocinera.

Dos chicas, de caracteres muy distintos, unen sus caminos para llegar a la capital del reino. Una necesita conseguir sal, pues parece que todas las poblaciones de las inmediaciones de Minas Alba, su aldea, se encuentran desabastecidas. Otra se dirige al palacio del Rey, donde tendrá el gran honor de trabajar entre sus fogones. A ambas les encanta cocinar, pero con dos puntos de vista diferentes. Mientras nuestra protagonista diminuta otorga prioridad a la diversión y la espontaneidad, su espigada compañera de viaje es una orgullosa alumna de la Academia Real de Artes Culinarias, donde se forma a los mejores profesionales de la disciplina con las últimas técnicas y deliciosas recetas. Como el agua y el aceite, sin embargo las cualidades de ambas combinadas son imprescindibles para cocinar bien. ¿Qué aventuras les esperan recorriendo el país? Ah, pues para conocerlas habrá que leer Umami, por supuesto.

Umami hace referencia al quinto de los sabores básicos, identificado científicamente en 1908 por el profesor de química de la Universidad Imperial de Tokio Kikunae Ikeda. Creó este neologismo para designar este nuevo sabor, haciéndolo universal. Su traducción al castellano sería algo así como “sabroso, delicioso”. Es el que brinda palatabilidad a los alimentos, el que nos hace disfrutar. Y también es un juego de palabras… que para poder desentrañar no hay que perderse el tebeo.

umami3

Este primer capítulo es fresco y dinámico, realmente entretenido y con un sentido del humor muy especial, a veces absurdo, otras insolente; pero siempre luminoso. La disposición de las viñetas para su lectura en pantalla informática es buena, con mucho ritmo y acomodada a una acción trepidante que estalla en un arte lleno de fuerza y cierta ingenuidad también.  Lo que me encanta de Umami, además, es cómo acerca el mundo del cómic occidental y el oriental y los fusiona con total naturalidad. Y es que, en realidad, estamos hablando del mismo medio, así que su combinación no deja de ser algo lógico y enriquecedor.

En este enlace puedes descargar Umami (2017) desde la web de Panel Syndicate. Tú marcas el precio de su primer número. La voluntá, como diría aquel. Eh, y disponible en inglés y castellano, camaradas otacos. Umami es un cuento con ingredientes tradicionales, pero que parece que vaya a ser guisado de una manera distinta. Ha comenzado con muy bien pie. Yo le daría una oportunidad, porque la cosa promete. Y mucho. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Anuncios

Kanematsu contra el volcán

Antes de dar paso a la siguiente Petición Estival, como estoy un poco liadilla engrasando la maquinaria del nuevo curso (¡bien!) y sacando lustre a proyectos musicales venideros, prefiero cerrar este mes de agosto con un último coletazo veraniego. Septiembre, aunque continúa siendo en su mayor parte estío, ya se percibe de otra manera. Van quedando atrás los días de luz, para abrazar al futuro equinoccio y el triunfo paulatino de la noche. Este calambre rezagado de sol y calor es, de nuevo, un manga; y también es uno de los tebeos más chulos que podéis leer estas semanas si no andáis muy atareados.

keigo1

Bokura no Funka Matsuri (2012) consta de 16 capítulos y fue publicado por Shôgakukan. Su creador es uno de los mangaka más interesantes del panorama actual, ¡sangre nueva!, quizá no demasiado conocido todavía en Occidente, pero que se está abriendo paso. El talento de Keigo Shinzô es indudable, y si tuviera que colocarlo junto a otros autores de su misma onda, estos serían Taiyô Matsumoto o Ken Niimura. Publicó su primer manga en el tercer año de universidad, y a partir de ahí ha ido sacando cosillas en Monthly Big Comic Spirits. Cosillas. De entre esas cosillas, que han tenido hasta adaptaciones al cine (Moriyama-chû kyôshûjo, 2016), rezo todos los días muy fuerte a Luzbel, Ninurta y Azathoth para que alguna editorial en español se digne a publicar Tokyo Alien Brothers (2015-2017), al que le tengo unas ganas feroces. Lézard Noir ya lo ha sacado en Francia así que… ¿por qué aquí no? ¿Quizá porque todavía resultamos ser un poquillo gañanes respecto al mundo del cómic? Algo de eso hay (no merece la pena negarlo). En realidad, le tengo mucha hambre a todas las obras que lleva editadas de momento, que no son tampoco muchas, pero que, descontando el tebeo de hoy, no se pueden todavía conseguir en la lengua de Cervantes o de Shakespeare. Y son los dos idiomas que más se hablan en el planeta junto al mandarín, no es por nada.

Regresando a nuestro protagonista de hoy, Bokura no Funka Matsuri, destacar que se llevó en 2012 un rutilante New Face Award (y quedó finalista en el Taishô de 2013). No me extraña. Desconfío de manera natural de los galardones y demás zarandajas, sin embargo en este caso en particular, y desde mi perspectiva personal, está muy bien otorgado. Me gustaría que Keigo Shinzô tuviera más reconocimiento por estos lares, pero nunca es tarde para ello; y desde esta minúscula bitácora, aporto mi granito de arena para difundir un poco más las excelencias de su talento. He dicho.

keigo6

Kanematsu es una apacible villa donde todo transcurre con esa impasible monotonía tan propia del entorno rural. Pero su vigilante eterno, el volcán que se encuentra en las cercanías, decide un día entrar en erupción y ponerlo todo patas arriba. La vida de sus habitantes ya no será la misma, al igual que el mismo Kanematsu. Y estos profundos cambios, los veremos a través de los ojos de sus dos personajes principales, Toyama y Sakurajima. Este par de adolescentes tienen muy pocas cosas en común; mientras Toyama es estoico y de ideas brillantes, Sakurajima es una explosión de energía algo insensata. Toyama es admirado por sus compañeros, aunque a él le dé completamente igual; Sakurajima es ignorado por casi todo el mundo y ansía más popularidad (y una novia). Ambos tienen una visión completamente opuesta de lo que ha ocurrido tras la erupción del volcán; Toyama añora el pasado y le irrita el nuevo rostro de Kanematsu, Sakurajima abraza con entusiasmo la transformación y quiere disfrutar de sus nuevas oportunidades. Estas diferencias no les impiden ser amigos.

La verdad es que Kanematsu da un giro de 180º, y Toyama sufre en sus propias carnes esa metamorfosis que hizo que en su hogar brotara una fuente termal, destrozando la vivienda.  Dos años más tarde, su casa es un próspero negocio regentado por sus padres donde se ofrecen baños y venden todo tipo de mercancías dirigidas a los visitantes. Porque Kanematsu se adaptó a las circunstancias, convirtiéndose en un ajetreado pueblo turístico. Toyama no es feliz con todo esto; Sakurajima, en su inconsciencia, sí.

keigo2

keigo3
El antes y el después

Bokura no Funka Matsuri es un tradicional slice of life centrado en las clásicas experiencias de dos muchachotes acneicos. La efervescencia de la pubertad y sus bien conocidos conflictos.  Todos hemos leído historias y argumentos similares, así que con este manga no va a haber ningún tipo de sorpresa en ese aspecto. Los vaivenes de la amistad, el primer amor, el descubrimiento de nuevos mundos, las contradicciones de los sentimientos, la búsqueda de uno mismo, etc. Toyama y Sakurajima interpretan muy bien sus papeles de quinceañeros confundidos, dos caras de una misma moneda. Y con unas personalidades muy bien definidas. Sus vivencias confluirán en el “Festival de la Erupción”, un evento escolar y universitario que servirá como catalizador. Y hasta ahí puedo contar.

¿Qué podemos esperar de Bokura no Funka Matsuri? Pues unos secundarios peculiares, cierta tendencia a la caricatura irónica y una historia simple pero efectiva. Y esa es una de sus principales virtudes: la sencillez que emana por todas partes. Una sencillez maravillosa e inteligente, que hace disfrutar por su ausencia de pretensiones. Este tebeo es elegante y entrañable a la vez. Muestra cómo mediante la simplicidad se pueden transmitir importantes cuestiones. Inesperadamente. Porque Bokura no Funka Matsuri es una obra ingenua y brillante, sin embargo encuentra su propio camino sin caer en la repetición o aburrir.

keigo5

Si el argumento tiene ritmo y se encuentra bien estructurado, el dibujo de Shinzô Keigo es algo también a señalar. La influencia de Taiyô Matsumoto es muy evidente, pero eso no impide que posea su propia identidad. El arte es sutil y detallado, a ratos tonteando incluso con el naif, y con una riqueza expresiva audaz. Plasma muy bien la vida cotidiana. Sus trazos, aparentemente desmañados, esconden una gran pericia y sensibilidad. La forma es más propia de comics alternativos, aunque gracias a él y a otros autores, está asomando la cabecita en grandes editoriales, rompiendo un poco con la hegemonía estilística del manga clásico. No lo considero heta-uma, conste en acta, pero no tiene ese pulido de los tebeos japoneses mainstream. Resulta refrescante. Y que declare además de forma tan delicada su amor hacia los gatos ❤ es algo que me conquistó de manera personal. Cuando leáis el manga, sabréis a lo que me refiero. WE LOVE CATS!

keigo4

¿Recomiendo Bokura no Funka Matsuri? Mucho, sobre todo si no se tienen remilgos a la hora de leer mangas donde el dibujo no sea tan convencional. La historia es buena y se lee con suma facilidad, resulta una obra perfecta para estos últimos días de verano. Y para otras épocas del año también, ¿eh? Porsiaca. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

 

 

Héroes y villanos japoneses que se odian, retuercen y lo pasan bien

Creo que todavía no he hecho ninguna reseña sobre dôjinshi o fanzines comiqueros japoneses. Quizá se deba a que viviendo en Europa y siendo la afortunada dueña de una cabeza de chorlito como la mía, no he tenido ni he aprovechado las oportunidades de agenciarme alguno. Y tampoco es que se escaneen y traduzcan muchos que digamos… pocos hay, pero ahí están. Como además llevo unas cuantas entradas seguidas un poco más añejas de lo que me gustaría, escribir sobre una obra del 2015 me viene de perlas. Y calma mi conciencia culpable por estar atiborrándoos de material antediluviano. Que no tiene nada de malo si posee interés, pero en la variedad está el gusto. O eso dicen.

alenzyas

Esta portadaca la ha dibujado my friendly neighbourhood David López, y es la presentación perfecta de lo que podemos encontrar en las páginas de Alenzyas (2015). Se trata de un tebeo coordinado por Ken Niimura, donde han participado 6 mangakas más: Takeshi Miyazawa, Est Em, Takehito Moriizumi, Tabao Obata, Murai y Mopuko. Todos sangre fresca. Y a todos ellos Niimura-sensei propuso la creación de un superhéroe y un villano, para luego inventar una historieta en la que el antagonista fuese el concebido por otro artista del mismo proyecto. Un desafío interesante para los autores, desde luego, y que para los lectores tampoco carece de atractivo.

Como soy una desgraciada, no he podido hacerme con ninguna copia física de Alenzyas. Me habría gustado, pero las tiradas de los dôjinshi no suelen ser grandes, y por lo que pude husmear en twitter por mi cuenta, se vendieron casi todos los ejemplares en el propio Japón. Unos pocos fueron enviados al extranjero, pero a conocidos y amigos del círculo de los dibujantes. Meeeeeeh. Sin embargo, un alma bienhechora tuvo la idea de subirlo a varias plataformas on-line (y traducirlo, claro). En junio me topé muy felizmente con él. Pero, ¡ay!, no estaba completo, faltaban dos capítulos: el 5 y el 6. ¡¿POR QUÉ?! He pasado unos meses esperando a que alguien subiera lo que faltaba, pero estamos a mediados de septiembre y la cosa sigue incompleta. Aun así pensé que mejor son cinco one-shots que ninguno, teniendo en cuenta que de otra forma me hubiera resultado muy difícil poder leerlos. En realidad tarde o temprano habría caído (el agua de Aragón no es buena, hace que crezca la cabeza), pero de esta manera piratona total pude disfrutar de Alenzyas sin apenas esfuerzo y ahora tú, amado lector, también puedes leer esta magnífica reseña. Todo bien, ¿no? Pues eso. Dudo que los creadores lleguen a leer esto, así que puedo respirar tranquila, que no enviarán sicarios a mi chamizo por utilizar mangafox. Creo.

azy1
“Nighthawk vs. Yukawa” de Murai

Alenzyas son historias muy breves, cada una de una madre y con el estilo propio de cada autor. Es una obra heterogénea y variada, pero con un nexo común: ¿cómo serían unos superhéroes à la japonaise? He sido desde niña lectora de cómics y lleva circulando por mi sistema cardiovascular el virus Marvel/DC muchísimos años, por lo que sé de sobras qué es un tebeo de superhéroes. Sin duda es el género rey dentro de la historieta occidental, el que más pasta genera, el más popular… y el que más detractores furiosos posee también, sobre todo cierto desprecio sordo hacia el norteamericano. La verdad es que el cómic de superhéroes tiene sus luces y sus sombras, como ocurre con todo; y suelen ser los tebeos que se alejan de los patrones más comerciales, buscando nuevas sendas y perspectivas, los que han brillado sobre el resto.

Alenzyas es como una especie de experimento, pero es la prueba de que el material más atractivo es precisamente ese, el que busca su propio camino. Un camino libre sin las exigencias de una línea editorial, un manual de estilo, etc. No es malo que existan, de hecho son necesarias, pero en un dôjinshi es el artista el que marca sus límites y eso siempre, SIEMPRE, es más interesante. No por obligación mejor, pero sí más seductor. Y es lo que encontramos en Alenzyas, una brisa refrescante y agradable gracias a los ventiladores artísticos de gente que está creciendo en el panorama del tebeo. ¿Qué nos pueden contar unos mangakas sobre superhéroes que no hayamos leído ya? Pues su visión. Alenzyas es la combinación de un género ultrapopular con una perspectiva diferente, tanto en forma como en contenido; pero con sencillez, de forma muy inmediata. No es nouvelle manga, pero recoge en cierta forma su legado sincrético.

alenzyas2
“Life is one-two punch” de Est Em

Algunos de los creadores ya están más que familiarizados con este tipo de cómic: Takeshi Miyazawa, por ejemplo, está trabajando ahora con Kamala Khan, la nueva Ms. Marvel; aunque en el pasado se prodigó en X-men Unlimited, Runaways o Generation Hope. Javier Pina, que ha hecho la contraportada, ha dibujado la Cosa del Pantano, Aves de Presa o Escuadrón Suicida; David López… en fin, si no conoces a David López, you know nothing (y tienes que ponerle remedio). Ken Niimura se está haciendo hueco realizando trabajos para Marvel y pequeñas maravillas en el Yearbook de Gotham Academy para DCPero tampoco esto tiene una importancia capital, los demás autores no me suena que hayan realizado nada para cómic norteamericano (me puedo estar columpiando perfectamente, conste) y eso es lo bonito también, observar a creadores esforzándose en un registro ajeno y haciéndolo suyo.

Por eso Alenzyas es un manga bastante curioso, que mezcla Oriente y Occidente con un resultado natural y eficaz. No se trata de un híbrido, o al menos yo no lo considero así. Es muy japonés, un buen shôyu ramen al que se le han añadido unos cuantos ingredientes foranos y, oigan, que ha quedado sabrosote. No tiene vocación comercial, pero posee todo para que un fan de los tebeos lo disfrute con tranquilidad.

alenzyas-pina
Contraportada de Javier Pina.

Por supuesto, no conocía a todos los autores propuestos y espero tener pronto la oportunidad de poder leer algo de ellos. Es el caso de Takehito Moriizumi, Mopuko y Tabao Obata. Precisamente, son los one-shots de Moriizumi y Obata los que no están subidos todavía; y por el primero siento una curiosidad inmensa. Así que a joderse. Habrá que esperar y estar ojo avizor a cualquier oportunidad.

Life is one-two punch de Est Em es una buena representación de las exigencias del ámbito laboral japonés, mediante una historia veloz pero impactante. El ¿desenlace? resulta como la vida misma. Catty rival de Miyazawa tiene de protagonista a un gato con ansias de dominación mundial (como tiene que ser) que topa con un rival humano imbatible. Muy divertido este cuento. Nighthawk vs. Yukawa de Murai es mi favorito, más clásico en su planteamiento pero tierno también. Sword Hilda vs. Zombies de Mopuko está repleto de acción y violencia, donde las adorables mascotas deportivas se han convertido en unos muertos vivientes, que la espadachina Hilda tratará de destruir con su terrible katana. Incluye moraleja. Y, finalmente, Test de Niimura no defrauda. Los que somos fans de su elegancia, tenemos un relato de gran dinamismo y escenas espectaculares. Genial.

niimura2

No, no son The Avengers pero resultan unos superhéroes peculiares y muy cercanos. Alenzyas es una obra coral que no cambiará vuestras vidas, pero que funciona, no ya solo como carta de presentación de autores menos conocidos por estos lares, sino como entretenimiento sano. Una alternativa estupenda para los que se suelan mover en lecturas más estándar y quieran descubrir nuevos pinceles japoneses.

Y que me he quedado sin leer Dengeki Drop de Obata y How far are the depths of love de Moriizumi. Cachis. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

TAG: Mangas que me han marcado

En los comentarios de esta entrada, la siempre dinámica Magrat me pedía que hiciera una lista con mis mangas preferidos. La verdad es que, como le sucederá a todo el mundo, me gustan muchos (demasiados) y, como soy persona algo indecisa, no sabría ni por dónde empezar ni qué criterio seguir. Así que, en primer lugar, he decidido elegir mangas que, de una manera u otra, me han marcado personalmente. Esto quiere decir que sí, hay mangas que me gustan más que los escogidos; también los hay mejores. Pero estos son de los que me han impactado más, para bien o para mal. También quiero aclarar que no he seleccionado mangas que me parezcan mierder (esos también pueden marcar de lo lindo). Eso daría para otra lista, el top de mangas mierder que, hace ya un largo tiempo, tengo en mente. Todo llegará, todo llegará.

En segundo lugar, me ha parecido apropiado aprovechar esta sugerencia para hacer un pequeño tag y así permitir la difusión de información entre blogs. Nos conocemos unos a otros mejor y, además, tenemos la posibilidad de descubrir nuevas obras. El tag es simple: escoge 9 mangas finalizados que te hayan marcado. Cuéntanos algo sobre ellos y la razón por la que te impresionaron. Nomina a 3 personas luego para que lo realicen. Fin.

Mis nominados son: Die Gigafantasma Sterne Flugzeuge Erfahrung, El Libro de Ange y Horizonte Púrpura.

No es obligatorio hacerlo, por supuesto, ni tampoco hay un tiempo límite para confeccionarlo. Pero sería muy interesante leer las selecciones de cada uno de los blogueros y así, quizás, a los colegas que todavía no se han lanzado a la lectura porque prefieren el anime, les pique el gusanillo. Quizá, quién sabe. Por supuesto, os remito a las dos entradas de Magrat, esta y esta, donde recomienda su lista de mangas. Es una selección muy buena donde se encuentran algunos de mis tebeos preferidos también.

Bueno, empecemos.

9

niñogusano

No será la mejor historieta de Hideshi Hino ni me gustará tanto como Panorama of Hell, pero le tengo mucho cariño a este pequeño manga. Dokumushi Kozô o El niño gusano, me retrotrae a una época de mi vida muy especial y su historia, a pesar de que estamos hablando básicamente de un cuento de horror, conquistó mi tierno kokoro desde la primera página. Seguramente fuese porque, como fan de Kafka que soy, la historia me remitía inevitablemente a su célebre Metamorfosis y con eso me tenía medio engatusada. Y también que las historias sobre misfits o marginados suelen gustarme mucho. Y de eso va el tebeo, de un niño inadaptado y despreciado incluso por su propia familia, que halla su solaz únicamente entre animales, bichos y montañas de basura. Pero todo cambia cuando, a causa de una picadura, sufre una transformación… Y hasta ahí puedo contar. No es un relato para todos los públicos, ya que Hino no es de esos que se reprimen a la hora de dibujar asquerosidades varias de forma explícita, aunque lo haga a través de un dibujo de estilo infantil. Es uno de los reyes del gore japonés. Pero es que, además, con Hino hay que andar con cuidado, porque sus tebeos no son un mero revoltijo de vísceras y bizarradas, tienen un potente mensaje detrás. La crítica social e histórica, a través de un humor negrísimo, también posee espacio en su obra. El niño gusano no es diferente en ese aspecto.

8

takahama

La rápida corriente

que se precipitó desde la cima del Tsukuba

es ahora el tranquilo y ancho Mina,

y así creció mi amor, hasta llegar a ser

un estanque de profunda melancolía

Waka nº 13, Ogura Hyakunin Isshu (c.1235), Emperador retirado Yôzei (869-949)

Los fragmentos de las vidas que conforman este manga son como un puzzle que no necesita, ni desea, ser completado, porque sus piezas tienen vida propia. No es precisa una conclusión. Pero es el amor, en sus diferentes encarnaciones, el factor común que las une en cierta forma. Monokuro kinderbook no será la obra mejor acabada de Kan Takahama ni la más popular, aunque sí la que me hizo reflexionar sobre lo que me gustaría poder encontrar en todos los slice of life. Un algo indefinible que mezcla crudeza con ternura, que plasma la gigantesca complejidad de las emociones humanas con sencillez. Y eso es este manga para mí.

7

pure_trance

La perversión de lo kawaii. Lindas señoritas, lindos gatitos y lindos corazoncitos. También motosierras, robots asesinos, ratas antropófagas, rollo sadomaso y mucha violencia. La primera vez que me enfrenté a Pure Trance me quedé en plan: “A ver, ¿qué cojones acabo de leer?”. Y volví a hacerlo, claro. Junko Mizuno no se anda con tonterías: ubicado en un Tokio subterráneo, después de una Tercera Guerra Mundial que asoló la superficie de la tierra, se nos presenta una historia que poblaría, sin lugar a dudas, las pesadillas más brutales de Hello Kitty. El entorno es un hospital dirigido por una psicópata drogadicta, aficionada además a turbios experimentos genéticos, que controla literalmente con látigos y otras armas letales a su personal de enfermeras. A los pacientes ni los considera. A veces me daba la sensación de estar viendo una especie de Powerpuff Girls estilizadas pero, obviamente, con un tono radicalmente distinto y gótico. Muy enfermo. No sé si lo he aclarado, pero Pure Trance es ciencia ficción distópica de lo más feroz, mezclada con terror y gore. Eso sí, muy kawaii. Y salen tetas y culos también. Evidentemente, es un vituperio hacia la sociedad japonesa, utilizando sus propias armas y corrompiéndolas hasta la médula. Ese contraste exagerado entre lo considerado bello, tierno y lo más deleznable e inmoral que uno pueda imaginar, es la burla perfecta; una denuncia social también de lo más insólita. Pero, aún hay más, ¡la historia que cuenta encima Pure Trance es buena!

6

adolf

Fue el primer tebeo serio de Osamu Tezuka que leí y, lógicamente, me dejó K.O. Luego vinieron, poco a poco, otros; y fui aprendiendo los diferentes registros de Manga no Kamisama. La verdad es que no sé ni por dónde empezar con Adolf ni Tsugu, es tan grande en todos los aspectos y toca tantos y tan diferentes temas… uf. Tezuka en Adolf fue, indudablemente, el rey del gekiga; este hombre era un fuera de serie. Y admiro sinceramente su valentía al tratar, con total severidad, la Segunda Guerra Mundial; el alineamiento de Japón con la Alemania nazi, la ingrata posguerra. Resulta muy interesante observar todo desde la óptica, precisamente, japonesa, ya estando ahítos de la aliada. Y así Tezuka nos lanza a un periodo histórico fascinante y convulso a través de los ojos de tres hombres llamados Adolf: Hitler, Kaufmann y Kamil. Kaufmann es de padre alemán y madre japonesa, Kamil de padres alemanes judíos. Ambos se hacen amigos durante la niñez en Kobe, pero sus circunstancias vitales y elecciones personales harán que se separen y lleguen a convertirse en enemigos. Pero hay muchos más personajes y subtramas, la principal girando en torno a la idea del origen judío de Adolf Hitler, con el periodista Sôhei Tôge al acecho. Intrigas, conspiración, asesinatos, crítica social, el horror de la guerra, la influencia creciente del comunismo en Europa… eso y mucho más hay en Adolf no Tsugu. Una historia que se dilata a lo largo de los años, inexorable, y que muestra de forma descarnada la naturaleza humana.

5

giants

I kill giants o Soy una matagigantes de Joe Kelly y Ken Niimura es uno de esos mangas que siempre tengo a mano. Esté donde esté, vaya donde vaya, casi siempre me acompaña si encuentro hueco suficiente en la maleta. No exagero. Me encanta releerlo, y me ayuda a tener presentes algunas reflexiones. Recordarlas suele evitarme bajones gordos. Esto se debe a la temática de fondo que toca el tebeo, que no voy a contar, pero con la que me sentí muy identificada. Imagino que conforme pase el tiempo, iré necesitando menos su lectura… aunque el dolor nunca desaparecerá. I kill giants, independientemente de mis traumas personales, es un manga estupendo del que hice ya una reseña aquí. La protagonista, Barbara Thorson, es uno de mis personajes favoritos del mundo del cómic. Y la historia de esta chica, una guerrera que combate los gigantes que destruyen la felicidad y vida del mundo, es, sencillamente, soberbia. La mezcla de realidad y fantasía, el arte fascinante de Niimura y ese desenlace filosófico, hacen de I kill giants uno de esos tebeos que no se olvidan. Sin sentimentalismos, duro pero tierno. Un amor de manga.

4

mai

Lo que me ha entretenido, y lo que me he reído, con Mai, es algo que siempre agradeceré a la pareja de Rudo Kazuya y Ryoichi Ikegami. Es un shônen típico cuyos 53 capítulos se pasan volando: acción, aventuras, fenómenos paranormales, drama, conspiraciones, artes marciales, algo de comedia, intriga y fanservice candoroso. Eran los 80, señores, mucho más alegres e infinitamente menos conservadores que los tiempos actuales. Y es un manga muy anclado en esa época, aunque totalmente comestible. Cuando vi aparecer a Yoda (sí, el de Star Wars), me brotaron lágrimas de los ojos. DIOS MÍO. Mai tiene el espíritu de los tebeos de superhéroes americanos, con un ritmo trepidante y unos arcos argumentales vigorosos. No se corta en asimilar, para regurgitar posteriormente, todo tipo de influencias de la cultura popular. Y le sale bien la jugada, pero que muy bien. Ese dibujo tan maravilloso de Ikegami además es impagable. Leer una obra así de divertida, bien construida y con esa candidez de los clichés de toda la vida, sin tener que preocuparse de nada salvo de dejarse absorber por las peripecias de la protagonista, no tiene precio. Algunas cosas son muy pasadas de vueltas, lo admito, pero la épica generalmente peca de ese defecto. Se lo perdono sin rencores por la espectacularidad.

¡Ah, que se me olvida comentar de qué va! Pues el personaje principal es una adolescente de 14 años, Mai, dotada de una serie de poderes psíquicos heredados de su difunta madre. Ha llevado una vida normal, intentando ocultar sus capacidades, hasta que una organización secreta internacional, que controla a la población con habilidades especiales, decide ir más allá de la mera vigilancia y secuestrarla. ¿Por qué? ¿Quién está detrás de esa organización? Pues eso, junto a otros emocionantes elementos más que van surgiendo, es lo que hay que descubrir leyendo.

3

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
A Isis le entusiasma dormir encima de mis libros ❤

Los cuentos de niños diferentes, como ya he señalado en el nº 9 de este listado, me suelen atraer bastante. GoGo Monster de mi amado Taiyô Matsumoto si no es mi favorito de su obra, poco le falta. No fue tampoco lo primero que leí de él, pero sí el que más recuerdos vívidos ha dejado en mi cabeza. Que de eso va este tag.

Los que no hayáis leído todavía nada de él (ver un anime no cuenta), desde mi punto de vista GoGo Monster es material perfecto para introducirse en su estilo, porque no es para nada el acostumbrado. Posee una fuerte impronta occidental, resulta muy particular y, aun así, es un autor muy, pero que muy, japonés. Uno de los creadores más originales que hay pululando en la actualidad sin duda, siempre sorprende; y con una personalidad pronunciadísima, tanto en el arte como en sus historias.

-Conozco a varios niños que perciben ese mundo que no vemos con los ojos.

-¿Son alucinaciones? En resumen, me está diciendo que la intensa imaginación de Tachibana ha enturbiado su conciencia, ¿no?

-No creo que sea eso.

Yuki Tachibana es el protagonista de este manga, un niño raro y poco sociable que está sugestionado con la existencia de unas criaturas invisibles que viven en el cuarto piso, de acceso restringido, de su colegio. Y estas criaturas están siendo amenazadas por la llegada de otras diferentes de talante muy poco amistoso. Pero Tachibana no es el único que percibe este otro mundo, el anciano conserje y jardinero de la escuela junto a dos niños más, son capaces de advertirlo también. Y con esta historia, Matsumoto juega con la noción de realidad, haciéndola elástica y permeable, casi indistinguible de la imaginación y los sueños. Realismo mágico, surrealismo y la veloz etapa de la infancia galopando hasta perderse de vista: marca de la casa.

2

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Sí, más Isis, esta vez arropada con Midori.  Lo sé, hago muchas idioteces.

Dicen que las impresiones iniciales son las más duraderas y en mi caso con Suehiro Maruo fue así.  Lo primero que cayó en mis manos de este maestro del ero-guro resultó ser este Shôjo Tsubaki, también conocido como simplemente Midori. Lo compré hace milenios casi a ciegas y, a partir de entonces, ya no pude librarme del veneno Maruo. Se convirtió en uno de mis mangakas favoritos. Shôjo Tsubaki me impactó tanto por su belleza como por su depravación. Una perversión absoluta de todo lo que es inocente y noble en el mundo; y no hablo solo de sangre y casquería. Este autor va más allá. Midori es uno de sus tebeos más conocidos y también representativos, con ese delicado arte resplandeciendo entre exquisitas crueldades. Hice una mini-reseña de este manga, junto a otros diferentes, en esta entrada (una de las primeras que escribí) para celebrar el Halloween del 2014, por lo que no me alargaré más.

1

akira

Akira es uno de esos tebeos que todo el mundo conoce, aunque sea solo por referencias, y que ha servido de trampolín para los lectores de cómic occidental hacia el universo del manga también. Os aseguro que su fama es bien merecida, Akira es el alfa y el omega del manga moderno. A partir de él las cosas ya no fueron igual en el mundo del cómic japonés. Fue completamente revolucionario y, aún actualmente, continúa siendo una obra asombrosa e imprescindible. Un clásico de la historieta. Y no, no basta solo con ver el anime, Akira hay que leerlo. No tengo mucho más que añadir, se ha escrito y hablado de él por activa y por pasiva. Todo lo que pueda decir será ya redundante. A mí me cambió por completo, es el manga que más me ha impactado hasta ahora, y he leído unos cuantos.

shirokumacafe

Siendo como soy una enferma del terror, pensaba que me saldría un listado más lúgubre, pero creo que es hasta equilibrado. Bueno, más o menos. La mayoría son clasicazos, pero esta no deja de ser una selección muy personal. No son estrictamente recomendaciones. Lo que sí son recomendaciones son los mangas de esta otra lista, que realicé estas navidades pasadas con el mundo del crimen de telón de fondo. Si os interesa el tema, creo que podríais encontrar algún tebeo más que curioso.

Y eso ha sido todo por hoy. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Liebster Award 2

El Rincón de Kuroneko ha tenido el detalle de nominarme con el Liebster Award. ¡Gracias, Gatito Negro! Es la segunda vez que tengo el placer de recibir este galardón y me alegra que haya un sitio en la mente de algunos compañeros blogueros para Sin Orden ni Concierto. Esta bitácora es muy chiquitaja así que requiere muchos liebsters, necesita mucho amor.

¿En qué consiste el Liebster Award? Creo que casi todos lo sabemos pero, para los despistadillos, se trata de un premio que los propios autores otorgan a blogs con menos de 200 seguidores. Es una manera sencilla, aunque eficiente, de que circulen las bitácoras dándose a conocer un poquito más.

Es curioso porque, hace un par de semanas, el amigo que me animó a abrir Sin Orden ni Concierto (y hacerle un assbook) me comentaba que los blogs parece que no tienen tanto tirón como hace unos años, a pesar de que son una buena forma de difundir contenidos, y que están siendo sustituidos en ese aspecto por las redes sociales. La verdad es que algo de razón no le falta y, pensándolo bien, no deja de ser un poco triste ya que es solo síntoma de que internet ha virado ya completamente hacia una dispersión de la información superficial y rápida. Más de cinco minutos delante del mismo texto en pantalla y generalmente los lectores se cansan. Esto y otras cosas están haciéndome plantear si continuar con este blog; pero, por otro lado y siempre lo he dicho, escribir me gusta, así que como herramienta de desahogo (ese era su objetivo inicial), me hace la función muy requetebién. Pero bueno, que dejo de lado las pajillas mentales y ¡prosigamos con el Liebster Award!

liebsterreglas
Robado del blog de Kuroneko, esta fotito no es mía

Estas son las pautas a seguir y, aunque no las vaya a respetar todas, la mayoría sí. Empecemos con las preguntas propuestas por Kuroneko y que, a pesar de mis respuestas insípidas, son la mar de interesantes.

¿Cuál es tu postre favorito y por qué? ¿Sabes prepararlo?

No suelo tomar postre casi nunca, quizá porque me lleno enseguida con la comida y el postre me resulta una molestia estomacal más que otra cosa. Aunque adoro el helado de té verde. Pero el de verdad, no ese que a veces te cuelan y que sabe a té de jazmín o a cualquier cosa menos a té verde. ¿Por qué me gusta? Pues porque me encanta el sabor del matcha en general y combinado ya con la textura de un helado para mí es la apoteosis. También me entusiasma el de menta con chocolate.

No, no sé prepararlos ni de coña. Y mejor que no lo intente.

Si tuvieras un superpoder y fuese solo por un día… ¿lo usarías para bien o para mal?

Uf, qué agobio. No quiero ningún superpoder, prefiero quedarme como estoy, sinceramente; y lograr lo que sea por mis propios medios. Soy una sosaza, ¿verdad?

¿Te animarías a hacer un videoblog?

JAJAJAJA. No.

ewvfrbvriuwcb

¿Un libro que a ti te guste pero a la mayoría disguste?

Hay tantos… xD Pero voy a contar una pequeña anécdota para rellenar un poco esto. Hace millones de años, cuando estaba en el primer año de universidad, me gustaba mucho un chico. Era de mente ágil, cordial y, muy importante, podía hablar con él de casi todo y sin límite de tiempo: cine, música, teatro, filosofía, arte… vamos, me tenía encandilada, qué majica era entonces. Ahora no soy tan simpática. Un día entramos en una librería y, rauda y veloz, me dirigí hacia un volumen que tenía encargado para hacer un trabajo. Estaba muy contenta y él, con cara de extrañeza, me preguntó que qué hacía con ese tocho (no era tan grande, por cierto). Le expliqué la situación pero insistió con expresión de disgusto: “A ti no te gustará eso, ¿verdad? No lo he leído pero, ¿es que te va la droga dura, ahora eres masoquista? Qué tía más rara.” Pues sí, sí que me gustaba (y gusta). Si hubiera venido de otra persona, me habría importado un carajote, pero no, era ÉL. Me sentí la rata de biblioteca con más cantidad de pulgas portadoras de la peste bubónica del universo. Así que decidí compartir mi tiempo con otras personas que no despreciaran de manera tan poco razonable mis gustos. El libro era (y es, que lo tengo todavía) una recopilación de las Bucólicas y Geórgicas del poeta Virgilio.

¿Cuál es el peor final de un anime que hayas visto?

He visto taaaaanta mierda (creo que nos pasa a todos) que no recuerdo ya cuál me ha parecido más indignante que otro. Pero el último que he visto así en plan subnormal que te meas ha sido el de Gangsta.

¿Sabes tocar algún instrumento? ¿Cuál?

Ahora toco la guitarra eléctrica. Tengo varias, pero la de la foto es mi favorita y la que más utilizo. Es una Ibanez Les Paul Custom del año 1977, la compré en Estados Unidos y hay muy pocas como ella, calculo que unas 10 en todo el planeta. Su último dueño debió de ser un neonazi cabrón porque tenía pegatinas sobre el tema por todo el cuerpo que me costó quitar horrores. Es una guitarra que llevó muy mala vida hasta que cayó en mis manos, tuve que hacerle muchos arreglos, pero mereció la pena. La combino con un ampli Vox AC 30 y abuso mogollón del trémolo que lleva incorporado (jojo), me gusta mucho cómo suena, infinitamente mejor que con un pedal aparte.

Alan&me
El de gafas es Alan, uno de los mejores bajistas y luthiers de la ciudad. Espero que no vea esta foto o me arrancará la cabeza y luego se la comerá, pero no tenía otra donde saliera “mi pequeña”. Y sí, estamos leyendo “Traveling” de Ken Niimura. Muy bueno, por cierto.

¿A qué le temes mas: al futuro o al fracaso?

A ninguna de esas dos cosas. Soy una criatura bastante inconsciente en ese aspecto. Miedo tengo cada vez que me subo al escenario o cuando debo hablar en público, por ejemplo. No me gusta que me miren directamente. Lo de ser el centro de atención lo llevo fatal.

¿Tu top 3 de películas favoritas?

No tengo tres películas favoritas. No puedo elegir solo 3.

¿El cliché que menos soportas?

Es muy obvio para cualquier habitual de este blog: el personaje femenino típico lerdo. Es inaguantable y no comprendo cómo se sigue perpetuando en las series ese rol, completamente artificial, de que feminidad es ser una inútil cursi y llorica más preocupada de la apariencia, cazar novio o cocinar, en vez de disfrutar simplemente de la vida o usar el cerebro esporádicamente. Ser independiente, autosuficiente o tener el caracter fuerte no te convierte en una machorra o una trastornada, rediez. De todo tiene que haber en el mundo.

¿Cuáles son tus hobbies? (aparte del blog xD)

Pues me gusta ir en bici, viajar, observar las estrellas, ir a conciertos, caminar, dibujar, dormir, leer… lo normal. Leer lo que más. También, cuando tengo tiempo (sucede una vez cada trescientos años aproximadamente), me encanta coger una línea de autobús que no conozca casi y hacerme el recorrido completo, para ver partes de la ciudad que no haya pisado todavía. Para este menester suelo pillarme el último asiento que, en los buses de esta ciudad, suelen estar de espaldas al resto. Así nadie me molesta, me pongo los auriculares con musiquita y a disfrutar del viaje mirando por la ventana.

¿Qué adaptación de un libro a la pantalla grande te ha gustado mas? ¿Y cuál menos?

Puf, ¡yo qué sé! ¡Un montón! Pero vamos a poner algo… Ya que soy fanática declarada de la Ciencia Ficción en general, escojo como película, cuya adaptación me encantó,  Solaris (1972) de Andrei Tarkovsky. El libro, del mismo nombre y publicado en 1961, es de uno de mis autores predilectos del género, Stanislaw Lem. No es la novela que más me gusta de él, prefiero los relatos de Ciberíada (1980) o Diarios de las estrellas (1971) pero sin duda Solaris es una de sus mejores obras y de las más importantes. Os recomiendo fervientemente, si no conocéis al autor, acercaros a sus novelas lo antes posible. Es imprescindible.

Esta adaptación me gustó porque, en realidad, se aleja del trasfondo de la novela para hacer hincapié en otras perspectivas distintas que Lem apenas tocó, creando a partir de la base original algo completamente nuevo y alucinante. Al escritor no le hizo ni puta gracia (normal) pero Tarkovsky decidió explorar otros derroteros con un resultado inmejorable. Ambos, libro y película, muestran diferentes dilemas humanos y filosóficos de gran hondura; ambos se complementan en cierta manera, por eso insto a que os hagáis con los dos. Este es un ejemplo meridiano de cómo una obra, aunque no siga fielmente el original, puede convertirse en algo muy grande.

solaris
Solaris

Y ejemplo de película que adaptó con bastante honestidad el libro y tuvo de resultado un cagarro infecto, es La guía del autoestopista galáctico (2005). La obra original de Douglas Adams de 1979 es divertida, ácida y un completo derroche de inteligencia y delirio a partes iguales. Directamente te lanzas, sin titubear, a finalizar la saga (son cinco libros en total) porque no puedes parar de reír y asombrarte de lo bien construida que está. Estoy segura de que a Pau le encantaría, sino es que la ha leído ya.

La película, que la vi ya hace tiempo una vez y no me dieron ganas de repetir precisamente, a pesar de que sigue muy bien el primer libro (Adams creo recordar escribió parte del guion antes de morir), es aburrida y fangosa. Carece de la chispa y mala uva de la novela, es una turra de las gordas y me entristeció lo indecible, porque lo tenía todo para ser un buen film: partiendo de una materia prima genial hasta un excelente reparto de actores. Decepción absoluta.

hitch
Qué desaprovechadicos estáis en esta peli…

Y como exige el Liebster Award, ahora debo nominar otros blogs… el problema es que todos los que conozco ya han sido premiados y no sé si les hará mucha gracia volver a hacer todo esto. Así que me voy a abstener para no molestar… aunque a lo mejor lo que molesta es que no lo haga, ya que también he sido nominada por segunda vez y otros quizá también lo quieran. Ay, dudas existenciales de alta envergadura.

Va, venga. Voy a nominar y, como siempre, podéis enviarme a cavar zanjas con total confianza. No pasa ná, chavalada. Las preguntas son las mismas de Kuroneko porque me parecen perfectas y tampoco quiero endiñaros mis acostumbradas gilipolleces. Con tu permiso, claro, Gato Negro. Y como acabo de descubrir, el Liebster Award tiene un hermano mayor llamado Best Blog Award que puede otorgarse a bitácoras de más de 200 seguidores, por lo que nominaré indistintamente a blogs grandes y pequeños.

Wanda de Entre sábanas y almohadas

Magrat de Los animes de Magrat

Ambriosa de Where no one can see me

JohnnyMany de El mundo de JohnnyMany

Rizen de El agua es Blanca

Oki-chan de El rincón de Oki-chan

Rwd de Hyouka Von

Vannert de Arte, Terror y Rock n’ Roll

Karen de Rincón de animes

Kagura de El escondite de Kagura

Angelique de El libro de Ange

Jane & Umibe, Juan, Alba, Pau, Khalil, Shelly, Belyath, Gorey, Jewel, Ronsnowit, Darijosanatus, Mishusina y demás os libráis… no sé por qué os libráis aunque os tengo en mente. Ah, pero si queréis hacerlo, os podéis dar por nominados, por supuesto. Lo merecéis además. Por mí que no quede, hale, al mogollón. Que viva la fiesta.

Y esto ha sido todo por hoy. En breves (¡lo prometo!) tendré lista entrada nueva sobre los ominosos Tránsitos. Está a medio escribir, como todo en mi vida. Ay. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

El vástago de Thor

I-kill-giants1

Esta que veis aquí es la Patrona de las Tormentas Vástago de Thor, y tiene en sus manos a thurisaz, (aunque a mí me parece que dibujan más bien wunjo, n’est-ce pas? ) la espina, Mjölnir. ¿Por qué? Pues porque esta señorita combate a los Jötnar, es una matagigantes, y su único apoyo es la sabiduría, aunque a veces se tambalee.

En realidad se llama Barbara Thorson, va a quinto curso, es una cabrona asocial rebosante de sarcasmo y una frikaza de narices. Solo tiene una amiga llamada Sofía, no se separa nunca de su bolsito en forma de corazón donde guarda a Coveleski (the Giant Killer) y proclama a los cuatro vientos ser una matagigantes… tarea para la cual se prepara concienzudamente.

Así, en principio, parece una preadolescente tarada que no sabe distinguir realidad de fantasía; que la psicóloga del colegio la convoque regularmente a su despacho tampoco dice mucho de su estabilidad mental. Pero Bárbara tiene una gran fuerza de voluntad, es increíblemente valiente, inteligente, noble y encima le gusta Johnny Cash.

ikillgiants02

¿Por qué escribo hoy sobre un tebeo del 2009? Bueno, en algún momento, siendo admiradora de sus autores, Joe Kelly y Ken Niimura, lo tenía que hacer. Este es un blog joven que no tiene ni un año de vida. Pero, sobre todo, es porque me encanta este comicmangawhatever y hace unas semanas se anunció que iba a tener una adaptación cinematográfica por todo lo alto. Detrás va a estar Chris Columbus (sí, el de Harry Potter, The Goonies y mi idolatrada The Young Sherlock Holmes entre otras) y no sé si eso me gusta o no. Básicamente porque lleva un tiempo haciendo pelis cacafú y odiaría con todas mis vísceras que jodieran I Kill Giants con una adaptación que no estuviera a la altura. Y es mucha altura, amiguitos. Pero la noticia, aun así, me ha alegrado lo indecible, es mi vena de fan acéfala.

ikillgiants3

El argumento es simple, y está basado en algo que, tarde o temprano, casi todo el mundo debe afrontar en su vida de una manera u otra. Y es duro, duro de cojones. Pero lo que no mata, engorda. O eso dicen, aunque en mi caso me dejara en 35 kilos con mi metro setenta y dos… pero sí, aprendí que somos más fuertes de lo que creemos. Conecté de inmediato con este manga, porque rápidamente vi reflejados mis propios sentimientos y dilemas en él. Joe Kelly sabía de lo que estaba escribiendo, probablemente por experiencia, y lo ha sabido plasmar de una forma delicada, brillante y sin caer en la sensiblería. Nada fácil, por cierto.

La trama comienza introduciéndonos en la vida cotidiana de Barbara Thorson, una muchachita de espíritu quijotesco, aislada de su entorno y concentrada en una batalla vital: combatir a los diferentes gigantes que hacen aparición en el mundo. El gigante, que lo hay de muchos tipos (el peor es el titán), según sus palabras es odio (…) llega a un lugar y te lo arrebata todo y cuando ha acabado, es como si lo que hacía que tu vida mereciera la pena nunca hubiera existido“. Barbara se instruye continuamente para ello, ha aprendido a leer las señales que presagian su llegada y cualquier cosa que la desvíe de su misión, es un estorbo. Un estorbo es el colegio, sus compañeros y la psicóloga escolar. Por eso le irrita sobremanera la matona del lugar, con la que sufre varios encontronazos; por eso no se suele relacionar con chicos de su edad (salvo para jugar al rol), a los que considera directamente idiotas; por eso vive encerrada en sí misma, ignorando a su familia y aterrorizada por lo que se halla en cierta habitación de la segunda planta de su casa. Barbara vive en su mundo de fantasía (¿o no?), que bulle de silfos y hadas, dando la espalda a un problema acuciante que, además, es el que la ha arrastrado a tan onerosa empresa. Toda esta situación hace de ella un ser muy vulnerable, de lo que es consciente solo a medias.

giants5

Joe Kelly, a través de un rico lenguaje simbólico y diferentes metáforas, nos cuenta una historia sencilla sobre los desafíos comunes de la vida: el miedo a la pérdida, los senderos del escapismo, el auténtico valor de la amistad y las agallas que se necesitan para encararlos. Y todo esto, acompañado de la imprescindible pericia de Ken Niimura a los pinceles, que ha sabido expresar magistralmente trances, emociones y conceptos de gran abstracción. Cuando hace aparición el titán… esa imagen a doble página… OMFG!!!!!!!!!!!! Es formidable, terroríficamente hermosa. En ocasiones las palabras hasta sobran, porque el dibujo de Villanueva-san lo refleja ya todo. Es aparentemente desaliñado, pero existe una precisión muy meditada en ese arte que raya casi lo no-figurativo a veces; un dinamismo y frescura que se adaptan como un traje de látex a la historia de Kelly. En definitiva, un tándem espléndido el de estos dos, parieron una obra maravillosa.

No creo indispensable alargarme más en esta reseña, porque correría el riesgo (siempre digo lo mismo, pero es verdad) de charrar más de la cuenta; y este manga contiene sus propias sorpresas aunque todos sepamos qué sucede y qué va a ocurrir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Hale, Isis, da ejemplo y lee un poco

Soy una Mata Gigantes ha recibido multitud de galardones, entre ellos la Medalla de Oro en la V Edición del Premio Internacional de Manga en Japón; así como una nominación a los Premios Eisner. No voy a poneros la lista completa de sus laureles, porque, además, me importan un pepino. Este tebeo es ya un clásico, una joya por méritos propios; que se reconociera de manera tan amplia debería ser lo lógico y natural. Utilizo el condicional porque, aunque los merece, existen muchas otras obras buenas que no corren tanta suerte. Pero ese es otro tema, esta entrada es para declarar mi amor eterno hacia I Kill Giants y que deberíais leerlo. Es diferente, es único en su especie. FIN.

Niimurae Metamorphoseon

Antes debería haber hecho esta reseña… pero como soy un poco (bastante) tarambana, se me ha ido pasando de manera imperdonable. Cuando salió publicado Henshin, lo compré inmediatamente y absorbí cual esponja. Tenía además muchas ganas de que Niimura me lo firmara porque oportunidades iba a tener, pero las circunstancias no me acompañaron en absoluto. Cuando pasó por mi ciudad me encontraba en Vietnam (con un brote de sarpullidos apocalípticos debo añadir, PUTO CALOR); y la siguiente ocasión más o menos factible, que habría sido en el Salón del Manga de Barcelona (aunque creo que no firmaba libros), andaba esos días de conciertos hasta las cejas. La frustración que he generado por ello ha sido de dimensiones ciclópeas. Pero ya me resarciré, ya… algún día, espero. Por cierto, lamento el titulaco de la entrada, pero es que los de clásicas somos un poquito asín. No es que se me haya ido el perol ya de manera absoluta (que podría ser también); Henshin significa transformación y he aquí que mi cabecita repleta de conocimientos inútiles, lo ha relacionado con otras metamorfosis más antiguas, las de Ovidio o Apuleyo.

Esta es mi gata Isis que tiene la curiosa costumbre de abrazar libros y mearse  en mi cama cuando tardo en cambiarle la arena
Esta es mi amiga Isis que tiene la curiosa costumbre de abrazar libros y mearse en mi cama cuando tardo en cambiarle la arena. También le gusta cazar palomas y desparramar las hojas de té por toda la casa.

Henshin, que no es la primera obra ni muchísimo menos de este autor, es uno de mis mangas favoritos de este pasado 2014. Y sí, es un manga. De cabo a rabo, aunque el arte pueda despistar a algunos. Se trata de un volumen que compila diferentes relatos autoconclusivos e independientes entre sí; cada uno de ellos con un final bastante despejado. Son como pequeños fragmentos en movimiento de la vida de sus protagonistas, extirpados con pulcritud y formando un mosaico dispar con el nexo común de la especial mirada de Niimura. Y esa visión, aunque las historias tengan un aroma inequívocamente nipón, es occidental; lo que ofrece un análisis del país aguzado y sereno.

Las temáticas que se tratan son muy variadas; hay algo de autobiografía, realismo mágico, slice of life, super-héroes, qué sé yo. Heterogéneo a tope; algunas historias son muy divertidas, otras introspectivas, unas sorprenden y otras son crueles. Hay vituperios muy elegantes xD a la sociedad japonesa (Las mentiras están más que vetadas), poesía sin necesidad de palabras (La primera nevada) o reflexiones bastante duras (Merci). Las pinceladas escatológicas sueltas, por ejemplo, me encantan, pero es que soy un poco soez yo en el fondo. En general son cuentos muy cercanos con un poso de ternura en los que es fácil sumergirse a pesar (y no es pesar, en realidad es virtud) de su sencillez formal. En escasas páginas y a veces sin casi letra, Niimura bosqueja con precisión sus cuentos y personajes. Toda una hazaña.

Henshin

Hay mucha capacidad de observación y sensibilidad en Niimura, está claro; ha creado una obra sutil pero muy directa también. Henshin es a ratos candoroso y a ratos insolente, pero de lectura espiritosa sin duda.

El dibujo, nada que ver con el estilo convencional de los mangas comerciales, es AMOR. Adoro esos trazos aparentemente desmañados, infantiles; pero concisos, dinámicos y muy elocuentes. Parece que vayan a saltar de las páginas; hay viveza y frescura. También tengo claro que este manga no es para todo el mundo, aunque en general resulte completamente accesible. Solo prejuicios muy arraigados pueden impedir disfrutar de este tebeo. Como diría mi querida mamá, c’est trop bien, trop génial! Y eso. Que muy bien este manga, coño, que lo leáis.

Para los que quieran más información: los capítulos de Henshin se fueron publicando inicialmente en Ikki, perteneciente a Shogakukan. Para un mangaka no nacido en Japón eso es una proeza casi inconcebible, pero aquí tenemos a Ken Niimura que lo ha logrado para alegría de todos. ¡Buen trabajo, chavalote!

henshin2

Podría haber hecho una entrada más larga, pero son más de una docena de relatos, cada uno el esbozo de un diminuto universo contenido, y habría sido alargar el tema de manera innecesaria. Lo que se debe hacer con Henshin es gozar, esta mini-reseña es más que suficiente para presentar la obra.

Y sí, lo habéis adivinado: me voy a dormir. Buenos días.