Adieu l’hiver

Tsuchiya_Koitsu-Spring_Snow_Kyoto_Maruyama
“Nieve de primavera en Maruyama, Kioto” de Tsuchiya Kiotsu (1936)

La temporada invernal ya está casi finiquitada. Una temporada bastante floja, pero que ha tenido también sus cosas buenas. Como indicaba en la anterior entrada, para mí ha sido algo agitada porque he ido abandonando series y subiéndome al carro de otras. Por probar. ¡Es bueno experimentar, carallo! Así que comenzaré por lo fácil: los adioses.

paiscacas

Rolling☆Girls

ローリング☆ガールズ

Uy, esta la envié a la mierda muy pronto, al tercer capítulo. Es lo que tiene pasarse de rosca con las absurdeces, que se vuelven vacías si no hay algo de chicha detrás. Y yo no capté ni chicha ni hostias en vinagre. Que las protagonistas me parecieran medio mongers tampoco ayudó demasiado. El chicle de fresa ácida perdió el sabor muy, muy rápido. Y eso que el apartado visual es sensacional… pero no, no quise morder ese anzuelo porque no es suficiente. El problema de esta serie en realidad se puede sintetizar en una sola palabra: narcolepsia. Así que… sayonara. Me gusta dormir, pero no cuando veo anime.

rolling1

 Akatsuki no Yona

暁のヨナ

No voy a encontrar ningún tipo de comprensión o empatía por mi decisión de abandonar esta serie. Lo sé perfectamente. Todas las semanas leo como la gran mayoría disfruta con este anime, y lo disfruta de verdad además. Comprendo también las razones por las que está gustando tanto. Pero yo al final me he rendido y he preferido apartar una serie que no me hacía sentir nada. A mí me gustaba el malo, joder, y casi no le he visto el pelo. Me parecía un personaje muy intrigante y complejo, un mal bicho con mucho potencial… pero nada, ardillitas y una heroína sobreprotegida por un harén de machos rendidos a sus pies. Ains. Que sí, que las aventuras están bien hilvanadas, que la protagonista va creciendo, que tiene momentos muy emotivos (a veces demasiado) y tal… pero Akatsuki no Yona no es para mí. A este anime lo veía venir desde lejos, y si me pasa eso y además no logro simpatizar con los personajes principales, acabo con un hartazgo monumental. Me habría encantado poder gozar de esta serie y no habrá sido porque no le haya dado oportunidades, ya que tiene los ingredientes necesarios para gustarme pero… c’est fini.

ao
Tú también me caías bien, ¿por qué no te han hecho hablar más, joder? La shirohebi es un pesadillas. Bueno, tu ardillita tampoco me gusta NADA.

Junketsu no Maria

純潔のマリア

Esta serie la comencé poco después de haber renunciado a Rolling Girls, animada además porque Rizen la estaba siguiendo. Y debo decir que, más que enviarla al País de las Cacas, la tengo en barbecho. Ahora no es su momento. Hay muchos elementos que me chirrían de este anime, muchos, pero por otro lado me sorprendió porque he encontrado una profundidad inusitada en su argumento; un argumento que, a priori, me parecía bastante imbécil. Hasta un poco insultante por anodino y repetitivo. PERO NO. Y la he tenido que dejar descansar porque empezaba a hacerme sentir fatal el tipo de injusticias y maldades que refleja. Nada del otro jueves, los humanos siempre hemos sido unos completos hijos de la grandísima puta, pero ver brotar todo esto delante de mis narices justo ahora… pues no hay ganas. Dentro de unos meses, quizá. Me ha pillado torcida al respecto. El varapalo que le mete a la Iglesia católica (y al cristianismo en general) este anime es de órdago, no obstante. Eran otros tiempos, claro, pero los mecanismos que se plasman en la serie no han cambiado. La animación muy chula, por cierto.

maria

Saenai Heroine no Sodatekata

冴えない彼女の育てかた

El motivo principal por el que me animé a ver esta serie es de lo más estúpido: el protagonista masculino lleva gafas. Veo a un megane-kun y pocas veces me resisto. Y claro, luego pasa lo que pasa. El capítulo 0 me dio una impresión nefasta: típico anime para otakus pajeros a rebosar de fanservice, un típico harem femenino libidinoso y personaje principal con un problema de discapacidad intelectual severo. La razón de que, a pesar de esto, luego viera el primer episodio, para mí sigue siendo un misterio. Pero por lo menos la cosa cambió ostensiblemente: de parecerme un mojón pestilente pasó a cosita curiosa desustanciada. Un gran paso, he de decir. Que el argumento orbitara en torno a un dôjin de adolescentes dedicado a la creación de un videojuego, me llamó la atención. No esperaba algo a la altura de Shirobako, pero el capítulo 1 supuso un alivio tras ese castañón introductorio. El vigor del ecchi petardo se redujo y el mozuelo protagonista se convirtió en simplemente un otaku apasionado, aunque su C.I. continuara siendo el equivalente al de un cactus. La animación es justa y con detallitos cromáticos peculiares; la comedia ligera y los personajes, aunque muy tradicionales, bien rematados. Vamos, un producto nada del otro mundo pero entretenido.

saenai1

¿Qué me hizo abandonarlo? Muchas cosas, pero en general la sensación de que estaba perdiendo el tiempo a pesar de que no me pareciera un anime cochambroso (ni mucho menos). De hecho, lo recomiendo si se desea una serie liviana, que se ríe abiertamente de los clichés y sin pretensiones.

super

Kamisama Hajimemashita

神様はじめました◎

Me he quedado un poco plof con este anime pero no porque me haya decepcionado en sí (todo lo contrario), sino a causa de que esperaba más capítulos o que se metieran en harina con el pasado de Tomoe. Los que han leído el manga saben de lo que hablo. Pero esta segunda temporada se ha centrado en el arco argumental tengu. No es mi relato favorito de Kamisama Hajimemashita; pero tampoco creo que haya sido mala opción porque la serie en conjunto, con una historia así, ha ido creciendo de manera paulatina y equilibrada. Todo esto lo razono contando con una futura tercera temporada, por supuesto. Si no es así, mi plof ya se convierte en megaplof. Pero dejando de lado los desvaríos y anhelos de la forofa acéfala, esta segunda etapa animada de Kamisama ha sido lo que esperaba, cubriendo deliciosamente mis necesidades nutricionales de shoujo. Ha sido muy lindo recordar cómo va madurando Nanami y extremedamente placentero observar a Tomoe reconocer sus sentimientos y joderse vivoquel merveilleux cadeau! (sí, soy un pelín sádica). La cita semanal con este anime ha sido siempre relajante y cálida, a pesar de la previsibilidad y sus carencias.

mmamoru

Yuri Kuma Arashi

ユリ熊嵐

No daba ni un duro por esta serie, sobre todo tras ver los dos primeros episodios, pero entre desconfianza y una sensación continua de WTF?!, continué dándole ahí. Y no me he arrepentido. A escasos dos capítulos del final, puedo decir que, a grandes rasgos, es una buena serie. Se encuentra a parsecs de Mawaru Penguindrum o Shoujo Kakumei Utena, pero aún así  ha quedado claro que una obra mediana de Ikuhara todavía resulta francamente seductora. Como ya percibí al inicio, Ikuni ha ido reciclando recursos estilísticos y argumentales de obras anteriores; el diseño de los personajes me sigue pareciendo de una inexpresividad infantil desoladora (no me gustan), pero poco a poco me he ido acostumbrando. El argumento, que al principio consideraba loquísimo (YES!), ha ido ganando en consistencia de forma meteórica; las alegorías y juegos léxicos que aparecen, las referencias a obras clásicas del cine de terror y muchos más pormenores que seguramente se me escaparán, han enriquecido la serie de manera bestial. Como siempre sucede con Ikuhara, este anime posee distintas lecturas y a diferentes niveles; pero como se halla sin finalizar y estoy procurando ser breve, no me voy a poner a disertar ahora en plan lerdo-filosófico.

yurikuma

Death Parade

デス・パレード

Sin asomo de duda, este es mi anime favorito de la temporada. Una obra aguda y mortalmente divertida, que ha sabido recrearse en las intensidades de forma magistral. Por ella proliferan todo tipo de sensaciones y sentimientos, porque no deja de ser una ventana que se asoma al frondoso paisaje de las emociones humanas. No hay que negar que, en general, es una serie tenebrosa, y han desgranado, con bastante flema y exactitud, todos los misterios que envuelven el lugar y a sus personajes. Una serie que obliga a la reflexión, cosa que se agradece en estos tiempos de inmediatez y veleidad. Porque de lo que habla, al fin y al cabo, es de la vida y la muerte, una materia sobre la que se ha especulado desde que los seres humanos comenzaron a reventarse los cráneos los unos a los otros con pedruscos. Por supuesto, este anime da sus propias respuestas que, a pesar de que son ficción, no impiden que los espectadores juzguen los acontecimientos y las actitudes/acciones de todos los personajes (y hostia con los personajes, no hay desperdicio) que aparecen. Juzgar. Otra palabra clave con la que retoza esta serie, un juicio además maniqueo, que no otorga concesiones a la infinita gama de grises de la existencia. ¿O sí? Veremos qué nos depara la conclusión de Death Parade.

Death-Parade

Shirobako

Otro de los animes que comencé por recomendación (gracias, Jeweelm), continué sin que me excitara especialmente y por el que no apostaba ni de coña, se ha ido convirtiendo en un compañero entrañable todas estas semanas. Se lo ha currado sin prisa pero sin pausa, porque dudaba seriamente que esta serie pudiera aguantar con solidez 24 soberanos capítulos. Pero lo ha hecho, sin estridencias. Chapeau! Como ya comenté en las primeras impresiones, esta obra es un auto-homenaje que se han cascado los del gremio; y está dirigida sin duda a los fans de la animación. Todos los guiños, tirones de orejas y pullas que se han expresado han sido un bonito presente para aquellos que hemos logrado verlos. Aparte de lo que se puede aprender de la creación y parto de una serie (con todo lujo de detalles), la historia del grupo de chicas está siendo también estupenda. No me he aburrido (y es lo que me temía) ni se me ha hecho pesada. Shirobako es realmente memorable. Discreta, aunque memorable; anime de los que se vuelven a ver. Un caramelito.

shirobako3

Menuda chistorra interminable de entrada me ha salido de nuevo. Ugh. Y no, no me he olvidado ni de Parasyte ni de Shigatsu wa Kimi no Uso. Es que merecen su entrada individual. Que llegará. En un siglo de estos, imagino.

Buenos días.

Anuncios

Lecturas on fire!

No, no me estoy olvidando del anime a pesar de que esté destinando varias entradas seguidas al manga. Pero tengo que admitir que la lectura es una de mis actividades predilectas… por lo tanto siempre abundarán un poco más por estos lares que las entradas dedicadas a la animación. Un poquito solo.

Tengo ya burbujeando dentro del cráneo mi resumen de las series de esta temporada, que me vendrá muy bien volcarlo porque, aunque ha sido una estación algo raquítica, para mí no ha sido tranquila. Como pronosticaba, he abandonado series, a mi pesar en algunos casos; y comenzado de improviso otras a las órdenes de, como siempre, impulsos absurdos. Pero de todo ello ya hablaré en el próximo post.

Como este es un blog joven todavía, no había aún escrito sobre los mangas que mi magra economía me proporciona en lo que se refiere a novedades editoriales. Me he quedado con ganas de adquirir más, pero existen necesidades que son prioritarias sobre otras. Vamos, que comer y pagar el alquiler, por poner un par de ejemplos, van por delante. C’est la vie. Así que he tenido que discriminar.

Todos estos tebeos, menos uno, los he leído ya previamente por scanlations; pero como me gustaron tanto, quería tenerlos físicamente conmigo. No hay nada comparable a sostener en las manos un volumen, deslizar las páginas entre los dedos, disfrutar del aroma de la tinta y la celulosa, el aval de una traducción fidedigna y cuidada (aunque esto último no siempre suceda así)… en fin, que la experiencia no es la misma ni por asomo a leer de una pantalla y, cuando existe la posibilidad, procuro aprovecharla. Sobre todo teniendo en cuenta además que una buena cantidad de los mangas que me entusiasman ni siquiera se licencian fuera de Japón (algunos ni se terminan de traducir por internet, véanse mis amores frustados) así que, cuando ese milagro sucede, me lanzo cual chacal con hidrofobia sobre ellos (contando antes bien los leuros, paaayo).

Utsubora

ウツボラ

2008-2012

Asumiko Nakamura no es una desconocida en esta bitácora y, como en otra ocasión comenté, la conocí sobre todo por obras de orientación BL. Pero Utsubora no es yaoi, es una historia que me recuerda, en cierta manera, a la novela negra. No he tenido la oportunidad de leerla antes, para mí es completa novedad, sin embargo el argumento me atrajo inmediatamente. Por descontado, todo lo que tenga que ver con esta mujer siempre es interesante.

He de decir que la edición de Milky Way es preciosa, sobre todo por el acabado aterciopelado de la cubierta, que evoca perfectamente la sensualidad grácil que planea por todo el manga. Bueno, por todo el manga no lo sé, van a ser 2 tomos en total y de momento solo hay publicado uno… a la espera estoy.

utsubora

El guión es oscuro, y parte del suicidio inexplicable de una joven vinculada a un famoso escritor, que se encuentra en su cúspide creativa gracias a la novela que está publicando: Utsubora. Todo se acaba de complicar cuando hace acto de presencia la aparente hermana gemela de la fallecida, desconcertando a la policía y al escritor. Nada es lo que parece. La trama se va enrareciendo y Asumiko Nakamura introduce otras variables: plagio, asesinato, obsesiones personales. Como buena historia inspirada en el hard-boiled, la protagonista femenina es una auténtica mujer fatal, enigmática, distante, casi fantasmagórica; y los personajes secundarios, muy bien bosquejados, resultan imprescindibles para componer un misterio de aire casi sobrenatural. Este manga explora los límites de la realidad, pone a prueba la elasticidad de la psique humana hasta que se quiebra. Y qué decir del arte… es espléndido, como siempre lo es con esta señora; barroco y, a la vez, de una languidez elegante. A mí personalmente me evoca el Art Nouveau y, sobre todo, al artista inglés Aubrey Beardsley, tanto por el estilo como por la atmósfera fatalista y erótica.

Muy pendiente estoy de la publicación del segundo volumen y conclusión de este tebeo. Espero que no me decepcione.

Ao Haru Ride

アオハライド

2011-2015

Escribir sobre este manga creo que es un poco redundante ya, porque se ha ganado con toda justicia ser considerado un clásico del shoujo actual. Para mí es compra obligatoria y se agradece que Ivrea se decidiera a publicarlo haciendo caso al clamor popular. La edición publicada es más que correcta, con un bonito detalle de brillantina (¡viva el glam! 😛 ) en las letras del título de la cubierta. Lo que no sé es qué pensar de la traducción. Como no lo he leído en el original japonés (mis nociones de este idioma se reducen a balbucear en plan incoherente y pegarme un día completo descifrando un par de líneas) sino en inglés, he notado ciertas diferencias. La versión española es menos rica, da menos detalles que la inglesa pero, como digo, mi japonés es de mongolismo profundo y desconozco qué es lo que ha sucedido. Con toda probabilidad sean manías mías, ya que por lo que me ha tocado (latín, griego, árabe clásico), las labores de traducción me las tomo siempre muy en serio, soy enfermizamente meticulosa, por eso me fijo mucho en general. De todas formas, es un primer volumen solamente el que ha caído en mis manos, a la espera de que me llegue el segundo estoy. Veremos qué va ocurriendo al respecto.

Ao.Haru.Ride1

Dôkyûsei & Sotsugyôsei

同級生 – 卒業生

2006-2009

Tengo muchísimas ganas de ver el anime que está previsto se estrene en los próximos meses sobre estos dos mozuelos. Me sorprendió muchísimo este anuncio y la curiosidad me carcome… porque transportar a animación el estilo de Asumiko Nakamura (sí, de nuevo ella) es un reto de los gordos. Es A-1 Pictures, así que tengo esperanzas fundadas en que lo harán genial (está a la dirección artística Chieko Nakamura) y el trailer tiene una pinta excelente.

Como Jane me sugirió hace ya unas semanas, me he hecho con los dos volúmenes que Tomodomo ha publicado por ahora en España. Falta un tercero, porque en realidad Sotsugyôsei es una secuela de dos tankôbon del inicial tomo único Dôkyûsei. Leí estas historias (y su spin-off Sora to Hara y secuela O.B.) hace ya un tiempo vía scanlations; y que una pequeña editorial española se arriesgara a sacar adelante estas obras me alegró bastante. La edición de estos mangas está siendo puro amor, se nota que en Tomodomo son fans, y fans con criterio. Espero de corazón que con la llegada de la serie animada sus ventas aumenten; están poniendo mucho cariño y esmero en sus “hijos” editoriales. Y si las cosas les van bien, que se atrevan a continuar con Sora to Hara (me encantó, pero es que a mí el sensei siempre me cayó muy bien) y O.B.  YO NO QUIERO HACER PRESIÓN.

Todo es de una simplicidad tierna en esta obra. Un back to basics vibrante y emotivo. La historia es un slice of life que evoluciona con naturalidad: vida escolar y dos adolescentes de personalidades complementarias enamorados. No hay mucho más que decir, porque la autora maneja esos elementos primordiales sin complicaciones. El arte es también sencillo, de líneas puras y con un manierismo muy peculiar. Nakamura es versátil como ella sola, su dibujo en este manga es de una plasticidad bellísima.

En-la-misma-clase-2

Tengo unos vecinos bastante cabrones (me abren el buzón y desperdigan mi correo entre el principal y el entresuelo cuando les da el sirocazo), así que llevo unos días con algo de estrés, porque estoy pendiente de la llegada de otros libros, mangas (14-sai no Koi, el segundo de Aoha Ride…) e historias varias para la guitarra. Antes ponía la dirección de mi madre, pero es un engorro porque PASO olímpicamente de tener que moverme tropecientos kilómetros para buscar mis putos pedidos. A los chicos de artes gráficas del tercero también los llevan por la calle de la amargura; yo creo que es la australiana del primero, que está como unas putas maracas y es una alparcera de cuidado. Para mi cumpleaños espero poder tener ya en mi poder Shigatsu wa Kimi no Uso y el segundo de Utsubora (no sé si es mucho pedir) pero en fin, que no os voy a contar mi vida.

Buenas noches.

El legado de Tatsumi

Menudos días. Son rachas.

Y aunque lo tienes asumido, el hecho de que una persona a la que admiras (y que te ha hecho gozar a través de su obras) desaparezca, siempre impacta. La consternación es inevitable.

Estos días a mí me han afectado bastante dos. La más reciente, la del escritor Terry Pratchett, que aunque no tiene sitio en este blog porque está dedicado al mundo japonés, bien merece estas breves palabras. He sido desde hace años entusiasta y me ha entristecido, lógicamente, su desaparición. Ahí están sus innumerables obras, desde luego, pero igualmente la pena por su pérdida.

La ausencia de Yoshihiro Tatsumi es la otra noticia que me afectó bastante también. Tatsumi son además palabras mayores en lo que respecta al manga. Sin él nada habría sido lo mismo. El cómic moderno actual, y no solo el japonés, le debe lo inenarrable. Su legado se proyecta por doquier. Es uno de los colosos junto a manga no kamisama Tezuka. No voy a escribir un panegírico sobre él, creo que de eso ya se ha hecho cargo gran parte de la prensa generalista y especializada, esto es un blog personal sin mucha más sustancia, así que aprovechando que todavía no había hecho ninguna reseña de sus obras, voy a centrarme en uno de sus mangas más conocidos y que finalicé de leer, además, hace relativamente poco. Ochocientas y pico páginas, casi ná.

Una vida errante

劇画漂流

2008

a-drifting-life Gekiga Hyôryû o Una vida errante, como prefiráis, no es mi tebeo favorito de Tatsumi. Pero me parece el más adecuado para reseñar tras su óbito, es una buena manera de presentarle mis respetos. En él Tatsumi hizo un resumen de su propia vida y del estilo que rompió definitivamente con las barreras que contenían, hasta entonces, al manga dentro del ámbito infantil. Su deseo era crear un tebeo con una base narrativa sólida, de esencia realista y acentuado contenido social. Quería hacer un tipo de manga alejado del escapismo, de la humorada y que pudiera conectar con la nueva sensibilidad emergente de la población adulta. Para ello iba a necesitar también nuevas estructuras formales, diferentes modos de expresión. Tatsumi, aunque líder, no llevó a cabo este empeño solo. En esta foto de abajo tenéis a unos colegas, imprescindibles como él, que ayudaron a componer y levantar este nuevo género que bautizó con el nombre de gekiga, allá a finales de los años 50.

Tatsumi, Saito y Matsumoto
Yoshihiro Tatsumi, Takao Saitô y Masahiko Matsumoto

La palabra gekiga, que hacía referencia en esa época a las historias dramáticas del tradicional kamishibai callejero, no convenció inicialmente a Tatsumi. Y tampoco, con sus compañeros del atelier, tenía claro si lo que estaban creando era manga o algo absolutamente diferente. Con la perspectiva que da el tiempo, ahora percibimos mejor que, simple y asombrosamente, estaban abriendo las puertas de par en par a un excitante e inabarcable horizonte que, hasta ese momento, nadie se había planteado que existiese. El mismo Osamu Tezuka se vería influenciado más adelante por los trabajos de estos chavales. Pero todo esto lo podéis leer perfectamente en este manga a través de su álter ego, Hiroshi Katsumi. Esta obra es todo un pedazo de historia contado encima por uno de sus protagonistas principales. Cualquier manga que hayas leído a lo largo de tu vida, cualquiera, sin tener en cuenta su género, le deberá siempre algo (o mucho) a esta cuadrilla de Osaka.

drifting1

Gekiga Hyôryû cuenta, con naturalidad y sencillez, la vida de un muchacho desde su etapa escolar hasta la edad adulta. Un kunstelleroman de libroEste muchacho, Hiroshi Katsumi, es fanático de los mangas y hace sus primeros pinitos como dibujante desde muy joven. En esta historia autobiográfica, Tatsumi plasma con exactitud no solo su entorno familiar (este manga es un slice of life), sino también los problemas y dilemas creativos con los que se topa conforme va creciendo y evolucionando como persona y autor. Unos atolladeros y disyuntivas que nos permiten presenciar cómo se fue gestando el gekiga; unas dudas y apuros que son, además, muy comunes en cualquier proceso creativo. ¿Dibujar para comer o dibujar para realizarse como artista? ¿Continuar en el redil o buscar nuevas maneras de expresión? Y toda la serie de frustraciones que se generan por la falta de comprensión tanto de editores como por la sociedad, o por las carencias técnicas y de recursos (que se van superando). También vierte su profunda admiración por grandes mangakas de ese momento, la emoción que siente al conocer a Tezuka es conmovedora (Osamu es una figura muy presente en toda la obra); así como su devoción por el cine, que resulta ser uno de los grandes influjos a la hora de concebir sus obras; o las novelas pulp de detectives, que vuelcan en el gekiga su sordidez y dureza. Sus querencias por lo que llamamos cultura pop eran flagrantes.

Tezuka por Tatsumi
Tezuka por Tatsumi

El esqueleto de este manga es simple; la continuidad lineal y diáfana, donde los diálogos juegan un papel vital. A pesar de que Tatsumi siempre luchó por dotar de profundidad psicológica a sus personajes, en Una vida errante no encontramos demasiado de eso. No estoy diciendo que sus protagonistas sean planos, que conste, están bien perfilados y algunos de ellos con mucho atractivo. Pero también es cierto que, en general, esta no es la mejor obra de Tatsumi a pesar de que la considero notable. Tampoco es mi favorita, aunque creo que es un colofón a su carrera espléndido.

Este manga es perfecto también para conocer los hitos históricos del Japón de la posguerra y el paulatino desarrollo del país bajo la potente influencia estadounidense. Y no solo los eventos de la historia relevantes, también los acontecimientos culturales, sociales y más mundanos que fueron modelando el ánimo y pensamiento de los japoneses: la llegada de la primera televisión en color, el estreno de Los siete samuráis de Kurosawa o el triunfo del mítico luchador de puroresu Rikidôzan sobre el campeón del mundo norteamericano (repito, norteamericano) Lou Thesz y un largo etcétera. Anécdotas, sucesos, todos ellos salpican y cincelan un contexto indispensable para comprender en toda su magnitud esta Una vida errante.

drifting3

Si no ha caído en tus manos todavía nada de Tatsumi, no considero que sea una buena iniciación porque, aunque en este manga encontramos lo más representativo grosso modo de su estilo, Una vida errante es un cómic para comiqueros. Me explico: es maravilloso para todo el que sea un nerdo del manga, es un documento histórico a diferentes niveles de valor indiscutible y, para el que tenga un interés sincero por la historia del tebeo japonés, lo encontrará realmente interesante. ¿Quiero decir con esto que es una obra aburrida? Ni de coña. Pero es lo que es. ¿La recomiendo? ¡Pues claro, joder!

Buenos días tengan ustedes.

P.D.: Y si te llama la atención que no haga distinciones entre tebeo, cómic, historieta, novela gráfica, manga o su puta madre, no le des muchas vueltas. Es un debate estéril. Para mí, esencialmente, todo es lo mismo: viñetas con dibujos y texto. Yes, I’m simple minded, so what? I love them anyway.

Maruo no sonríe

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de escribir una breve reseña (“breve”, esperad que cojo aire para reírme a gusto JAAAAAAAAAAAAJA) sobre un manga que creo que es bastante conocido. Conocido para bien o para mal, es un clásico. Quería hacerlo además porque resulta ser uno de mis tebeos predilectos. En realidad soy muy fan del autor, Suehiro Maruo, y el manga al que me refiero es La sonrisa del vampiro. Hace unos años hablé de él en un programa de radio donde solía colaborar, pero no pude explayarme todo lo que me hubiera gustado ya que tenía un tiempo límite. Así que me voy a quitar esa espinita.

Avisar contundentemente que este tebeo no es para todos los públicos, como en general no lo es tampoco la obra de Maruo. Si eres de temperamento sensible, no toleras bien los contenidos explícitos o simplemente no te gusta el ero-guro, puedes parar de leer y alejarte todo lo que puedas de este autor. Suehiro Maruo es capaz de joderte la cabeza de por vida con solo una viñeta. Y no estoy exagerando ni un ápice. Los que conozcan un mínimo a este mangaka lo saben bien. Si no te suena de nada (sería raro), date por advertido, querido lector.

Sé perfectamente que no va a ser una entrada popular (tampoco lo es esta bitácora, sois pocos los que entráis y os agradezco más de lo que imagináis vuestra atención); pero como otras veces he escrito, este blog es mío, expresa en cierta manera lo que soy… y no encuentro motivos lógicos para inhibirme. Me gusta el terror y me gusta Maruo, con lo que esta reseña era inevitable. Aunque ya se haya escrito de este tebeo hasta el vómito, me da igual.

La sonrisa del vampiro

笑う吸血鬼

1998-2004maruo1Adentrarse en la obra de Suehiro Maruo es penetrar en un universo de riqueza visual abrumadora y, a la vez, de horrores indescriptibles. Una de las primeras cosas que llaman la atención es su bello estilo clásico (incluso ingenuo), de entintado límpido, pero que se embelesa en un preciosismo asfixiado por un culto al detalle casi paranoico. Todo bajo una potente luz expresionista, mostrando de manera implacable crueldades y aberraciones. Cautiva y repugna a la vez, de ahí que sea tan fascinante. No es complicado rastrear sus influencias, que beben directamente del Muzan-e de la transición Tokugawa-Meiji.

"Eimei nijûhasshûku" de Tsukioka Yoshitoshi (1867)
“Eimei nijûhasshûku” de Tsukioka Yoshitoshi (1867)

Pero Maruo no se queda solo ahí, a lo largo de los dos volúmenes que conforman este manga, nos muestra, a través de pequeños homenajes, su admiración por obras de arte occidentales que abarcan desde Los desastres de la Guerra (1808-1814) de Goya, pinturas de artistas simbolistas como Arnold Böcklin (La Plaga, 1898), George Frederick Watts (Esperanza, 1886) o puntadas directas al surrealismo (Le Plaisir de René Magritte, 1927). De hecho, el influjo surrealista del Buñuel más enajenado incluso Fellini, se huele por doquier en multitud de pormenores. Por no hablar del gusto de Maruo por el teatro de Bertolt Bretch o la etapa finisecular del Grand-Guignol parisino, del cual extrae la esencia más deshumanizada y decadente.

Vamos, que no es un diletante precisamente, y ha introducido en La sonrisa del vampiro todo aquello que ha considerado adecuado para adornar este cuento macabro. Porque es un cuento gótico a la antigua usanza, donde intenta profundizar sobre la naturaleza del vampiro. Para ello Maruo cubrirá varios frentes: el del vampiro convertido, el del que surge de manera espontánea y el del que nace. El autor no ofrece nada nuevo pero siempre, y digo SIEMPRE, es un placer (re)encontrarse con los monstruos de verdad y no mariposillas lastimeras espolvoreadas con purpurina.

maruo2

El primer volumen, comparado con el segundo que es un auténtico festival desenfrenado, es mucho más sobrio. Tiene una estructura dual, donde se contrastan dos aspectos diferentes de la brutalidad. Es el comienzo del cuento, de cómo el protagonista principal masculino, Kônosuke Mori, es elegido por una anciana vampiro para ser su compañero y transmitirle su legado. Esta le cuenta su historia, en un Japón derrotado y deshecho tras la II Guerra Mundial, sobre su supervivencia robando a los muertos (casi como una ghouleh) y, al ser descubierta, su asesinato por una turba. Pero la muerte no la acepta, convirtiéndose en un vampiro. La realidad en la que se desenvuelve Kônosuke, incluido su entorno escolar, no es mejor; y Maruo pone especial énfasis en una sociedad corrompida hasta médula donde el egoísmo y las bajas pasiones son ley. La violencia y el sexo juegan un papel muy importante, sobre todo este último aspecto, que se ve reflejado en el personaje de Runa Miyawaki, que observa asqueada la prostitución encubierta de sus compañeras de clase, lo que la lleva a una represión de su propia sexualidad ante tanta concupiscencia. Runa considera a los que la rodean vampiros, y no tarda en ser contagiada de la peor de las formas: violada por un payaso inspirado en la figura del asesino múltiple John Wayne Gacy.

Y por otro lado tenemos a Sotoo Henmi, alumno del mismo centro que Kônosuke y Runa, estudiante modélico pero un psicópata de tomo y lomo; incapaz de empatizar con nadie y obsesionado con la muerte. Lleva un diario donde meticulosamente describe sus fechorías (incendios, matanzas de animales, etc), revolcándose en su cieno narcisista. Cuando los crímenes cometidos por un Kônosuke desbocado saltan a la luz pública, Henmi se siente espoleado a actuar de manera más directa y perfeccionar su ideal enfermizo de muerte. Su víctima es Runa que, ¿afortunadamente?, es recuperada por Kônosuke para hacerla su consorte.

maruo3

El segundo volumen retoma directamente la historia, explicando los dilemas morales de la naturaleza vampírica, sobre todo a través de Runa; y añade más personajes que enturbian lo que en principio era un argumento más lineal. La sonrisa del vampiro 2: Paraíso es una explosión, con los beneficios e inconvenientes que eso conlleva. Al diversificarse el hilo, tiende al caos y no profundiza tanto, llegando a ser caricaturesco (se nota que esa es la intención de Maruo, no obstante); lo grotesco alcanza cimas increíbles, y toparse con una Renfield infantil es desgarrador. El tono es mucho más exacerbado y aparecen ligeras incoherencias, pero nada serio. Se sigue haciendo hincapié en la idea de que tanto humanos como vampiros son semejantes en depravación. Desde mi perspectiva, no llega al nivel del primer tomo y está algo desaprovechado; tampoco se obtienen resoluciones en temas importantes, pero aún así continúa siendo un buen manga. El arte es maravilloso, las referencias tan típicas de Maruo al período temprano Shôwa, la poesía de Kinoshita Mokutarô o al cine clásico de terror siguen haciendo de esta obra algo realmente especial. Los recursos estilísticos son similares a los del primer tankôbon, con una fluidez cinematográfica extraordinaria, que ahondan en esa sensación de estar viviendo una pesadilla de la que no se puede despertar.

maruo4
¿Max Ernst? No, Suehiro Maruo

El que encasille este tebeo de sencillamente gore no tiene ni idea. Eso es quedarse en la mera superficie, pero también es cierto que ese envoltorio gore hace muy difícil que a un no-adepto al género le pueda llegar a gustar. Porque hay mucha sangre. Mucha casquería. Mucha atrocidad. Pero hay una historia detrás, la ferocidad no es tan gratuita. El ambiente que se respira continuamente es insalubre, una demencia exquisita y horrible que angustia tanto como se disfruta. Pero es que las obras de Maruo, en realidad, son un descenso insondable al Maelström, para qué engañarnos.

Buenos días.

¡Abajo la creatividad!

Marcial

Marco Valerio Marcial fue un poeta latino del s. I que nació muy cerquita de donde resido ahora. En este pequeño poema, expone de forma un poco socarrona pero efectiva, un problema con el que continuamos lidiando 2000 años después: el del plagio. En un medio como internet, donde la información se difunde de manera global en cuestión de minutos, y en el que no existe una legislación encima lo suficientemente transparente y eficaz, los amigos de lo ajeno campan a sus anchas con la mayor alegría del mundo.

Si publicas o viertes cualquier contenido de tu propia creación en internet, estás vendido. Vendido a cualquier caradura que, en vez de estrujarse las meninges, prefiera secuestrar tu trabajo. No es justo, pero eso es así aquí o en Sebastopol. ¿Significa esto que debamos resignarnos? Pues va a ser que no.

En los últimos meses, varios compañeros bloggers se han visto en la desagradable tesitura de toparse con un plagiador reincidente. Un plagiador con miles de seguidores. No voy a añadir nada más porque el escrito que viene a continuación, redactado por Wanda, lo explica todo a la perfección.

¡Gracias, Karen!
¡Gracias, Karen!

Queridos lectores,

Ya estamos hartos, cansados y asqueados de esta situación. El tema del plagio ya ha alcanzado un punto del no retorno, especialmente con el usuario Akiibakei. Todos estamos en nuestro derecho de producir material de opinión y colgarlo en línea, ya sea material audiovisual (Youtubers) como textual (Bloggers). Lo que colguemos en ellos, nuestros gustos, pensamientos, apreciaciones, sentimientos, es parte de nosotros y (a algunos más que otros) nos cuesta horas de trabajo y de dedicación poder generar contenido. En nuestro caso estructurar un documento escrito es una labor que, aunque muchos puedan no tenerlo presente, demanda una labor mental y una dedicación no desdeñable. ¿Cómo creen que nos sentimos cuando nos enteramos que un sujeto se encuentra haciendo fama plagiando nuestro material para sus vídeos de Youtube y demás redes sociales? ¿Cómo crees que se siente que tus horas de desvelo, de trabajo sean leídas o mínimamente editadas para que un sujeto lucre con ellas sin darte ni un miserable crédito?

Muchos te dicen cosas como “internet es una jungla, al final no vale hacerte hígado así que es cuestión de hacerte de la vista gorda” o “si te copian es porque eres popular, ve el lado positivo”. Les confieso que estos comentarios no nos hacen sentir mejor, al final nos queda un sentimiento de impotencia enorme, un sentir de injusticia y una pregunta: ¿Por qué sigo esforzándome si al final alguien va a seguir utilizándome para seguir ganando seguidores y dinero sin una gota de esfuerzo mental? Nos daña, nos cansa, nos agota mental y emocionalmente.

No estamos en contra de César por sus gustos o su manera de gozar de su hobby. Estamos totalmente cansados de él por sus constantes intentos de vernos la cara de idiotas al copiar el material de una comunidad que nunca va a tener tantos seguidores como un canal de youtube, pero que pone todo de sí para crear contenido de un hobby que nos une a todos nosotros. No es algo que podamos seguir soportando y por ello vamos a tomar acciones al respecto, como comunidad, aunque sea solo para dejar un precedente y una plataforma de una denuncia clara frente a actitudes que no vamos a seguir soportando.

 

PRUEBAS

Antecedentes: Primeras demandas públicas

 Plagio totalmente indignada (Entre sábanas y almohadas)

Plagiadores y plagiados (Los animes y mangas de Magrat)

 Plagios que siguen en su canal (Rubén, gracias por toda la información)

 

 Seikon no Qwaser

BLOG PLAGIADO:

http://miorerec.blogspot.com.es/2013/09/seikon-no-qwaser-seikon-no-qwaser.html

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=cRNZ0Ur34xc

 

Mushishi

BLOG PLAGIADO:

https://elrefugiodelosincomprendidos.wordpress.com/2014/03/26/anime-resena-mushishi/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=NwX_8NmXQnM

 

Btooom! (minuto 4)

BLOG PLAGIADO:

http://chikiotaku.mx/2013/07/resenas-anime-btooom-por-luceptomania

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=YRdO7mymroc

 

Steins;Gate

BLOG PLAGIADO:

https://entresabanasyalmohadas.wordpress.com/2013/02/23/steinsgate-review-final/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=CK29qOLO6NI

 

Madoka Magica

BLOG PLAGIADO:

https://entresabanasyalmohadas.wordpress.com/2013/03/18/mahou-shoujo-madoka-magica-review-final/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=6mzAp91hEMM

 

Zetman

BLOG PLAGIADO:

http://themoonofyuka.blogspot.com.es/2012/09/zetman.html#comment-form

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=mdMdYRdkBgw

 

Durarara!

BLOG PLAGIADO:

https://elrefugiodelosincomprendidos.wordpress.com/2012/06/18/anime-resena-durarara/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=jCnfG0Kmm8E

 

Bokura ga Ita (minuto 1)

BLOG PLAGIADO:

http://losanimesdekick.blogspot.com.es/2013/09/bokura-ga-ita_27.html

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=cYLHMcxthnI

 

Paradise Kiss (minuto 2)

BLOG PLAGIADO:

https://losanimesdemagrat.wordpress.com/2012/06/02/paradise-kiss/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=cYLHMcxthnI

 

Honey and Clover (minuto 3:15)

BLOG PLAGIADO:

https://optimisticanimesmile.wordpress.com/2014/01/17/honey-and-clover-resena/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=cYLHMcxthnI

 

Karekano (minuto 4:15)

BLOG PLAGIADO:

http://puenteentremundos.blogspot.com.es/2014/03/animemanga-resena-de-kare-kano.html

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=cYLHMcxthnI

 

Rainbow

BLOG PLAGIADO:

http://blowyamind-reviews.blogspot.com.es/2012/08/resena-critica-rainbow-nisha-rokubou-no.html

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=-vUO-K5z8W0

 

Psycho-Pass (solo una parte)

BLOG PLAGIADO:

https://elrefugiodelosincomprendidos.wordpress.com/2013/03/27/anime-resena-psycho-pass/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=igc85nxVt1A

 

Golden Time

BLOG PLAGIADO:

http://chikiotaku.mx/2014/06/resenas-anime-golden-time

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=LVovrq59emc

 

Summer Wars (minuto 3)

BLOG PLAGIADO:

https://optimisticanimesmile.wordpress.com/2013/12/07/summer-wars-resena/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=obtoQg08mLo

 

Kimi ni Todoke

BLOG PLAGIADO:

https://entresabanasyalmohadas.wordpress.com/2013/10/08/kimi-ni-todoke-review-final-2-0/

VIDEO DE AKIIBAKEI:

https://www.youtube.com/watch?v=6N19vHicZNw

 

EXIGENCIAS. CÓMO AYUDAR

¿Qué le exigimos a César Akiibakei?

  1. RETIRAR cada uno de estos vídeos de su canal
  2. Unas disculpas públicas en uno de sus vídeos donde informe de la situación y emita sus descargos y disculpas del caso a la comunidad; y prometa nunca más realizar esta actividad que lo denigra como persona y hace tanto daño a la comunidad.
  3.  De esta manera no vamos todavía a optar por denunciar el canal hasta que el youtuber se pronuncie.

 ¿Cómo puedes ayudarnos?

  1. Comentar en cada uno de los vídeos mencionados en esta entrada, denunciando el plagio y enlazando esta entrada.
  2. Dar “me gusta” a todos los comentarios que denuncien el plagio para hacerlos comentarios populares y que queden en la parte de arriba del vídeo. Para ello seamos inteligentes y demos “me gusta” solo al primer comentario sobre el tema o al que ya tiene más votos.
  3. Escribirle a su twitter ( @Akiibakei) o comentar en su Facebook denunciando su mala práctica y enlazando este link informativo.
  4. Compartiendo esta entrada en todas sus redes sociales. Si tienes un blog, especialmente, puedes re-postear esta entrada para unirte a nuestra causa y unirte a la comunidad.

 

Atentamente,

los administradores de

 


¡GRACIAS POR VUESTRA ATENCIÓN Y APOYO!
bowing

and the winner is…

No suelo prestar demasiada atención a los premios Óscar, porque reconozco que me parece un poco absurdo que unos galardones anglosajones se hayan convertido en el referente del buen gusto y calidad cinematográficos a nivel planetario. Vamos, que me parece todo una enorme casaputas, y le doy la importancia justa en mi vida… sin ánimo de menospreciar las obras que ahí se nominan y premian. Pero este año ha sido distinto porque, para mi sorpresa, aparecían en su lista no una, sino 4 películas que me han gustado bastante: Whiplash, El Gran Hotel Budapest, Birdman y Kaguya-hime no Monogatari. Eso ha sido toda una novedad. Mi santa madre siempre me ha machacado con la historia de que tu as toujours été une drôle de fille (gracias, mamá) y algo de razón no le falta; soy una persona especialita (para bien o para  mal) y bastante contradictoria. Por eso, a pesar de que los Óscar casi siempre me han importado dos mojones y medio, este año me ha entristecido que Kaguya-hime no Monogatari se quedara sin él. No voy a entrar en si realmente lo merecía o no, creo que la calidad es una variable dentro de esos galardones que tiene una importancia muy relativa. Admito que el resto de las películas, salvo Song of the sea, no las he visto ni tengo la intención… es solo un tema personal y sentimental mío. Y como todavía no he escrito reseña sobre ella, aprovechando la tenue desilusión, voy a hacerlo ahora como diminuto vasallaje. Diminuto, porque no pienso extenderme demasiado. Esta película sencillamente hay que verla y sentirla… con el peligro de que te rompa el corazón.

Kaguya-hime no Monogatari

かぐや姫の物語

kaguyaEl cuento del cortador de bambú es el germen no ya solo de esta película, sino de miríadas de obras en diferentes disciplinas (incluidos videojuegos). Y no es para menos. Se trata de la primera obra narrativa de ficción de la literatura japonesa, ya privada de los ropajes de lo legendario; y la primera que se escribió además en hiragana, sin acudir a los sinogramas (kanji) que, hasta entonces, habían sido el vehículo de la cultura. Se desconoce tanto su autoría como la fecha exacta de su creación, pero ronda entre el s. IX y s. X, durante el fértil período Heian (794-1185). Taketori Monogatari o El cuento del cortador de bambú es un relato bien conocido entre los japoneses; y de una importancia capital en su cultura, ya que inauguró e influyó sobre el nuevo género literario del monogatari y sus diversificaciones (Setsuwa MonogatariUta MonogatariTsukuri Monogatari). De entre las novelas cortesanas (Tsukuri), es en el Genji Monogatari de Murasaki Shikibu donde encontramos referencias a esta obra, la cual es calificada por su autora como “el arquetipo y padre de todos los monogatari“. El origen de esta historia es popular y de tradición oral (perdurará así también a lo largo de los siglos), por eso mantiene rasgos del folclore autóctono; pero una de sus innovaciones fue el beneficiarse del margen que brinda la ficción para mostrar un personaje femenino (aunque no fuera humano), que se resistía a las fuertes convenciones sociales y estimaba su propia voluntad.

kaguya3

El rol que cumplía la mujer en el período Heian era, como podréis suponer, muy encorsetado y difícil, así que entre las damas de la corte debió suponer un alivio íntimo disfrutar de las vivencias de la princesa Kaguya. Este hecho y que fuera escrito en kana (hiragana), hacen sospechar que el Taketori Monogatari fuese redactado por una mano femenina. Pero no deja de ser una hipótesis. Tampoco me quiero enredar mucho en esto (parece mentira, lo sé, menuda tralla os estoy metiendo y ni siquiera he empezado a escribir sobre la peli) porque, si os interesa conocer un poquito más de esta etapa histórica concreta, podéis acudir a la entrada que escribí sobre el Hyakunin Isshu; y si queréis saber más sobre El cuento del cortador de bambú, tenéis esta joya de conferencia impartida por la extraordinaria Kayoko Takagi, donde habla exhaustivamente de él.

"Ukiyo Junikagetsu (Rokugatsu)" de Ogata Gekkô (1890)
“Ukiyo Junikagetsu (Rokugatsu)” de Ogata Gekkô (1890)

Isao Takahata ha creado su propia adaptación de este cuento, y lo ha hecho a conciencia. Debemos admitir que Takahata ha estado siempre eclipsado por la formidable figura de su colega Miyazaki, y quizás eso ha provocado que esta película no haya generado el interés que realmente merece. Takahata no es Miyazaki ni falta que le hace, tiene sus propias virtudes; y para comprobarlo ahí está su filmografía, que de insignificante no tiene nada.

Kaguya-hime no Monogatari es belleza pura a todos los niveles. Está conducida con sosiego, mimando detalles plenos de lirismo. La idealización del entorno rural, la candidez de la infancia, el énfasis en lo bucólico y una vida sencilla, son la fuente de la que manará todo un torrente de nostalgia y melancolía que impregnará luego toda la película. Será una canción infantil, tipo warabe uta, la que acompañará de principio a fin esta historia, conteniendo su esencia y presagiando el destino de Takenoko.

El argumento sigue las pautas de la obra literaria, respetando incluso su trasfondo budista. Un anciano leñador encuentra un día, dentro de un luminoso brote de bambú, una niña minúscula a la que lleva a casa. Allí, junto a su mujer, son testigos de multitud de hechos extraordinarios relacionados con la pequeña, lo que les hace pensar que está destinada a grandes cosas. Después de hallar también de manera asombrosa oro y sedas, se trasladan a Kioto donde Takenoko/Kaguya será educada de acuerdo a su misterioso, aunque indudable alto rango, para conseguir un buen matrimonio. Poco a poco, se va desvelando que Kaguya-hime proviene de la luna (es una tenn’yo) que fue castigada a descender a la tierra. Takenoko siente un profundo amor por sus padres adoptivos, por una vida natural en la tierra y el deseo lógico de ser la única dueña de su rumbo. Pero todo esto chocará frontalmente con la realidad. Tanto llegará a sufrir, que rogará poder regresar a la luna.

kaguya5

Kaguya-hime no Monogatari es una obra que trata problemas muy humanos a pesar de que su protagonista no lo sea. Toca temas muy emotivos con perspicacia, de gran calado espiritual también, como los ciclos de la vida; y el ascenso de Takenoko a la luna casi se podría interpretar como la consecución del nirvana, el dejar atrás todo deseo y dolor del mundo material.

El arte es deslumbrante, se adapta a los ritmos emocionales de la película con una fluidez asombrosa, pasando de la furia expresionista a la placidez y minuciosidad de los pasteles. Dios, esos fondos… El abanico visual que se despliega es rico y capciosamente simple. Soy fan a mil de su elegancia y trazos abocetados.

Os preguntaréis, ¿qué pasa?, ¿es un largometraje perfecto o qué? Pues no, porque nada es perfecto. Kaguya-hime no Monogatari requiere de tranquilidad para verla, porque desde luego la cadencia que marca no es para ánimos inquietos. Esto no es Miyazaki, es Takahata, y su visión es diferente a pesar de que es un producto Ghibli de la cabeza a los pies.

kaguya4

Y lo que pretendía fuera algo escueto, se ha convertido en una longaniza kilométrica. Para variar. Esto me pasa siempre que escribo a tramos y no me agrada demasiado. En fin, ya está hecho. Buenos días.

Cosas de la edad

Tras sufrir unos días en los que me he convertido en un saco de piel y huesos, por fin he conseguido algo de tiempo para mi persona. Estoy exánime, triste y quiero que Isis me haga cariñitos. Isis es mi amiga la gata y no me hace ni puto caso. Gata mala.

Bueno, ya vale de lamentos.

Llevo un tiempo siguiendo un manga que me está resultando bastante curioso. Se encuentra ongoing y el ritmo de scanlations es decente. Tampoco te deja desamparado en un océano de intrigas de un capítulo para otro, porque es algo peculiar y no sigue un argumento definido; aunque resulta lo suficiente interesante para continuar acechándolo.

14 sai no koi2
Kazuki & Kanata

14-sai no Koi   14歳の恋

Con 23 episodios leídos hasta ahora, solo puedo decir que es un encanto de tebeo. Este josei en realidad es un shoujo deconstruido. 14-sai no Koi toma los elementos básicos que conforman un shoujo, los desnuda por completo y luego combina para crear un producto de maravillosa simplicidad y elegancia.  Para empezar, tenemos dos adolescentes enamorados con ese dulce pudor del primer amor rezumando por todos sus poros; el perenne escenario escolar y sus actividades típicas; un singular triángulo amoroso dirigido con sutileza y, cómo no, una segunda pareja aportando la pequeña chispa cómica. He de decir que este dúo secundario, cuando lo vi aparecer, me hizo resoplar con desgana. No me suele gustar el rollito maestro-alumno porque en los mangas acaba siendo una pesadez irreal y bastante babosa, pero este no es el caso para nada. Recordemos, esto es un joseipero atención, sin drama.

La historia se centra en dos jovencitos de 14 años, amigos desde la infancia, y que, sin casi darse cuenta, se enamoran. Proyectan una imagen de madurez superior a la de su edad hacia sus compañeros de clase, que, evidentemente, no tiene nada que ver con la realidad. Están tan verdes que hasta procuran ocultar a toda costa su modesto romance.

14-sai-no-koi-2

Hinohara sensei y Nagai Tatsumi exhiben un ostensible contraste respecto a los tortolitos principales. Hinohara es manipuladora, traviesa y levemente sádica; Tatsumi el tradicional mozuelo rebelde enfadado con el planeta (un tsundere de libro). Su relación no es obvia, pero comienza a crecer conforme el manga avanza de forma verosímil y bastante jugosa. Tanto es así que por momentos es incluso más interesante que la de la pareja protagonista. Hay más personajes, por supuesto, que poco a poco se van incorporando y cuyos roles son identificables sin esfuerzo.

Hay que dejar claro que este manga es un pedazo de slice of life que se toma su tiempo para todo. No se centra en ningún personaje en particular, la autora, Fuuka Mizutani, revolotea como una abejita por las mentes de cada uno de ellos, mostrándonos sus pensamientos con claridad certera. Esto, unido a que prácticamente todos los capítulos son cortos y ágiles, basados en pequeñas anécdotas cotidianas más que siguiendo una trama en sí, ofrece una atractiva estructura tipo colmena de horizonte bastante despejado.

Inciso: para los que hayan leído obras anteriores de esta mangaka (Game Over), encontrarán en los últimos episodios publicados una sorpresa que no tengo ni idea si desarrollará más. Los crossovers siempre tienen un puntillo de complicidad muy agradable.

Tatsumi filosofando
Tatsumi filosofando

14-sai no koi describe con lucidez la pubertad. Algunos episodios van introducidos con notas de un diario donde se explican los cambios que se producen en esta etapa de la vida. Unos cambios que solo se experimentan una vez. Como escribía al inicio, este manga es una verdadera deconstrucción del género shoujo; por eso, a algunos de sus seguidores habituales, este tebeo les pueda parecer insulso o hasta aburrido. Da la sensación de que no ocurre nada, pero no. Y el arte, de líneas limpias casi rayando lo esquemático, refuerza esa noción de aparente minimalismo y serenidad que sobrevuela por todo el manga. Muy zen todo, muy japonés.

No os dejéis engañar por mis soberanas pajas mentales, este tebeo es muy cómodo y fácil de leer. Es alegre y tierno como un bizcochito… pero sin empalagar. No va a cambiar el rumbo de la galaxia, aunque sí brinda una frescura bastante original simplemente ya por cómo presenta los clichés del shoujo. Ah, pero es que es un josei, claro.

14 sai no koi4

14-sai no koi está sin finalizar, de momento esto es lo que he sacado en limpio sobre él. Creo que tiene bastante potencial y, aunque hubiera terminado en el capítulo 23, habría continuado siendo un buen manga. De hecho me encantaría que lo licenciaran y adquirirlo en alguna lengua comprensible para mí (el latín y griego clásicos los traduzco bien, pero creo que ya no están de moda), pero me da que va para largo el temita.

Me piro a discutir un rato con la almohada. Buenos días.

El sabueso de Miyazaki

El otro día, leyendo esta divertidísima entrada de El destino de la flor de cerezo, me vino a la mente (las neuronas funcionan así) uno de los héroes de mi temprana infancia. Yo quería ser como él. O casarme con él. O masajearle los pies. Lo que fuera.  El personaje por el que sentía tan tierna admiración no era otro que Sherlock Holmes, pero el de la serie de animación: Sherlock Hound.

sherlock1
Sherlock pasando del culo de Moriarty y sus compinches con suma elegancia ciclista.

Sherlock Hound es una adaptación bastante libre y dirigida al público infantil, de algunas historias del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle. Admito públicamente que este anime fue el que despertó la manía persecutoria que padezco hacia este personaje. Venero a Sherlock Holmes. La cantidad de mierda y parafernalia que tengo rondando por casa relacionada con él es obscena: libros, cómics, figuritas, películas, series… qué sé yo. Así que, cuando inesperadamente descubrí que en el puto Leclerc vendían (a un precio irrisorio) el pack en DVD de los 26 episodios completos, durante unos segundos fui el ser más dichoso del Multiverso. Y lo compré, claro; tiempo ha de esto.

Por mucho que me transforme en una criatura acéfala en lo concerniente a Holmes, este anime cuando se revisiona de adulto no brilla de la misma manera. Lógicamente. No por el apartado técnico, que ha sobrevivido al paso del tiempo con una dignidad que ya quisieran para sí otras series de hace veinte o diez años; es que esta serie es para niños, no hay más, y las historias, aunque entretenidas, son muy candorosas y simples. ¿Significa eso que no merezca la pena? Ni en broma.

sherlock3
Bosquejo original de la serie. Muchos más clicando en la imagen.

Sherlock Hound empezó a gestarse en 1981 como una colaboración entre la RAI y Tokyo Movie Shinsha. El objetivo era un producto para las audiencias occidentales, ofreciendo una perspectiva más desenfadada (y perruna) de la obra de Conan Doyle. La dirección de la serie recayó en las manos de Hayao Miyazaki y su grupo de trabajo, casi nada. Todavía faltaban unos años para que Nausicaä saliera a la luz, pero su gerencia en El Castillo de Cagliostro y aportaciones en otras obras anteriores, hacían de él un valor en ascenso seguro. Pero no todo iba a ser un camino de rosas: problemas legales con los herederos de Conan Doyle obligaron a suspender la producción de la serie, que solo había alcanzado 6 capítulos hasta ese momento. La cosa se alargó bastante, Miyazaki se desvinculó centrándose en sus propios proyectos y no fue hasta el año 1984 que se logró estrenar. Esta coyuntura influyó, y no poco, en el resultado final del anime; hay una marcada diferencia entre los episodios dirigidos/escritos por Miyazaki y los que no a todos los niveles. No es que Kyosuke Mikuriya lo hiciera luego mal, sencillamente Miyazaki era/es otro mundo aparte.

La emisión del anime en Europa no fue hasta unos cuantos años después; pude verlo tanto en el Club Dorethée como en Televisión Española. No hay mucha gente a mi alrededor que recuerde esta serie, así que deduzco que pasó desapercibida o no consiguió gustar del todo. Una lástima.

sherlock4

Sherlock Hound está planteado como una serie de capítulos autoconclusivos en los cuales Holmes, con la ayuda de Watson, resuelve los misterios y crímenes de guante blanco que les proponen. Ambos residen con la sorprendente y hacendosa señora Hudson, de la que ambos andan enamoriscados. Subrayo lo de sorprendente porque, como marca de agua de Miyazaki en sus personajes femeninos, esta viuda es de armas tomar. Muy cortés, muy afectuosa, muy atenta… pero ojito con la dama. Por supuesto, no podía faltar el inspector Lestrade, de sempiterna mala hostia, que aporta un guiño cómico también; y, cómo no, la némesis indiscutible de Sherlock, el malvado Profesor Moriarty y dos secuaces bastante ineptos. Todos y cada uno de ellos canes antropoformos.

La ambientación de la serie es la época victoriana tardía; una atmósfera finisecular muy lograda y detallista al máximo, donde hay maravillosas concesiones al steampunk, con máquinas y artefactos Verne style de diseños impresionantes. La animación es realmente buena, no perfecta, pero eficiente y muy enérgica. El anime además está repleto de escenas de acción.

sherlock5
Watson está que no se lo cree

Lo único que se le puede echar en cara es, como comentaba al principio, unos argumentos bastante elementales. Esto puede provocar que, tras ver unos diez capítulos, la serie se vuelva repetitiva y pueda llegar a impacientar un poco. Hay episodios mejores que otros, pero todos ellos están realizados con cariño (eso se nota) y mucho cuidado. Hay acción, hay misterio, hay comedia, hay momentos dulces y situaciones emocionantes. Y todo con una banda sonora bastante majeta (aunque tampoco para echar cohetes, ¿eh?). El sello de Miyazaki es patente, sus fans reconocerán al nanosegundo el estilo y las proto-ideas que luego desplegaría en sus clásicos. Merece la pena darle una oportunidad a este anime, sobre todo a sus seis primeros capítulos. Y luego, si se le coge el tranquillo, continuar adelante con calma. No recomiendo hacerse una maratón con ella porque las probabilidades de enviarla de vacaciones a Nueva Zembla serían muy elevadas.

sherlock5
Moriarty, que te vas a caer

Tengo recuerdos muy entrañables de Sherlock Hound; detalles indelebles como la risa boba de Moriarty (Jajejijoju) o los despistes tiernos de Holmes en sus experimentos químicos. Ains. En conclusión, es una serie decente y que ha envejecido bien. No se la puede relegar al plano de simple curiosidad porque posee las suficientes virtudes para superar ese obstáculo. Es ingenua, divertida y bonita.

Me voy a desayunar. Buenos días.

Blue Valentine

San Valentín ya se acerca… y no es una de mis fechas favoritas del año precisamente. La gente se pone muy tontorrona y a mí me da por ver pelis de mafiosos. Es mi tradición personal, una especie de vasallaje macabro a la Matanza de San Valentín que acaeció en Chicago allá por 1929. Por eso esta pequeña entrada se la voy a dedicar a uno de mis animes favoritos de esta temática: Baccano! Y, por supuesto, me lo voy a ver por enésima vez junto a imprescindibles como Goodfellas, Mean Streets, ScarfaceDu Rififi Chez les Hommes y las que haya tiempo de que caigan. Debo organizarme bien porque tengo de nuevo apiñamiento de fechas de conciertos, los problemas en el Pirineo persisten (y lo que te rondaré, morena) y claro, mi cuerpecillo tiene sus límites. Lo sé: todo es quejarse, toooodo es quejarse.

Baccano!

バッカーノ!

baccano2

¿Quién no conoce Baccano!? Se podría considerar ya un clásico del anime. Esta serie rompió moldes, arriesgó lo suyo y se atrevió a aplicar recursos y conceptos más propios de la literatura y sobre todo del cine, pero que rara vez aparecen en la animación generalista. Por supuesto, para gustos, colores. Si lo tuyo no es la novela policíaca, el cine negro, la violencia y las trombas de sangre, esta evidentemente no es tu serie. Pero a pesar de las preferencias personales, es innegable que Baccano! es un producto original, inteligente, muy divertido y ejecutado a la perfección. Ah, y con mucha clase.

Es complicado hacer una reseña de un anime que tiene como unos 20 personajes variopintos donde son todos protagonistas. Esta es una obra absolutamente coral y existen varias tramas en casi igualdad de importancia e independientes entre sí. Por supuesto, confluyen, pero no hay un argumento unificado. A todo esto hay que añadirle que estas historias están disociadas temporalmente; la narración se encuentra llena de rupturas cronológicas (flash-backs, flash-fowards), así que el nombre de la serie, ilustra con precisión lo que podemos encontrar en ella: baccano se podría traducir algo así como follón, caterva, barahúnda, tropel, jaleo… Y es que este anime es el caos, la anarquía; pero con conocimiento. Lo que en un inicio se divisa como una obra dislocada, dando solo dos pasos atrás, se percibe en una cohesión sólida. No hay que dejarse abrumar, eso es esencial. Siempre que recomiendo este anime a alguien, le pido que se vea del tirón los tres primeros capítulos. Si lo consigue, ya se ha hecho con ella y, probablemente, esté enganchado. No falla.

baccano3

Es bastante poco lo que me atrevo a escribir sobre esta obra sin correr el riesgo de exponerla. Es una serie compleja aunque no hace falta ser Einstein para comprenderla; solo prestar un poco de atención y dejarse llevar. Es un anime que apunta directamente a las tripas. No hay sesudos estudios psicológicos de personajes, tampoco grandes reflexiones filosóficas; en ese aspecto es primario, básicamente una comedia, pero una comedia bastante salvaje. Abstenerse los que no lleven bien el humor negro. 

Resulta increíble cómo en solo 13 capítulos (y tres OVAS) Baccano! es capaz de evolucionar magníficamente sin que se eche en falta nada. No decae en ningún episodio, no da tregua. Hasta el elemento sobrenatural tiene su papel… y solo es un integrante más del auténtico aquelarre que podemos encontrar. Por supuesto, como buena obra postmoderna, encontramos múltiples referencias culturales y homenajes cinematográficos que aumentan la satisfacción de su visionado. Esa sutil ironía que a veces se olisquea en finas vaharadas es, simplemente, genial. Por si no había quedado claro, amo esta serie hasta la muerte.

baccano4

La mayor parte de las historias tienen lugar durante los últimos años de la Ley Seca, aunque no hay que perder de vista el s. XVIII. The Flying Pussyfoot, un tren que atraviesa Estados Unidos desde San Francisco hasta Nueva York, es el escenario principal (aunque no el único) que vertebra parte de la serie. Mafiosos, delincuentes, psicópatas, alquimistas en posesión del elixir de la inmortalidad y muchos más forman este elenco multiforme que depara momentos de todo tipo: absurdos, delirantes, (extremadamente) sangrientos, hilarantes, macabros, amorosos (en serio) e intrigantes. Es muy fácil encariñarse con algunos de ellos, mis favoritos son Chane Laforet y Czeslaw Meyer, pero aquí cada uno tendrá los suyos.

El tipo de animación no es de mis favoritos, pero admito que es excelente a lo largo de toda la serie. La dirección artística es sublime, capta los ambientes con verdadero esmero hasta en los más pequeños detalles, chapeau! Y qué decir de la banda sonora… aunque el opening no me acaba de convencer (tampoco me parece horroroso, que conste), es una delicia, adoro el jazz clásico.

baccano5

Baccano! es un anime que, aunque no guste el estilo, debe verse por lo menos una vez en la vida. Es realmente especial. No tengo mucho más que añadir después de este rollo patatero en el que me deshago en elogios (soy así de irracional, qué pasa). Y sí, me voy a dormir. Os dejo con mi querido Tom Waits, hale, nite nite.