Manga vs. Anime: Dôkyûsei

Pues sí, una nueva edición de esta sección que tuve abandonada vilmente casi un año… y ahora en cuestión de menos de un mes, dos entradas. ¿No querían caldo? Pues hale, se atraganten ustedes. Sin embargo, tranquilos, el post va a ser cortito.

Llevaba tiempo esperando, desde que estrenaron su adaptación animada, a que un alma caritativa subiera Dôkyûsei con los subtítulos pertinentes. Dudo muchísimo que llegue a estrenarse en España (pero quién sabe); y mucho menos que se publique en BluRay, aunque en Estados Unidos sí que saldrá a la venta en septiembre al módico precio de 75 pavosMuy bien todo, ¿no? Servidora no es millonaria, pero desde siempre ha hecho sus pequeños gastos en libros, cómics, música, cine, etc. Lo que el bolsillo me ha permitido. La segunda mano también la frecuento bastante, pero 75 dólares por una película se sale por completo de mi presupuesto. Soy pobre, por lo que me seguiré conformando, de mil amores además, con los mangas que Tomodomo tuvo a bien editar bajo el nombre de En la misma clase.

IMG_20160531_035256_edit
Isis, la Guardiana del Manga

No soy especialmente fan del yaoi, la verdad. El BL me ha dado siempre un poco igual, pero me sucede lo mismo con cualquier tipo de obra que tenga como tema principal el romance. Me cansan los tópicos que se repiten una y otra vez y suelo coger mucha manía siempre a un miembro de la pareja. El que sea. Con Dôkyûsei no me ocurrió. La primera sorprendida fui yo misma. ¿Por qué?

Pues porque Dôkyûsei tiene clichés a cascoporro, los clichés típicos encima del romance. Cuenta una historia rematadamente sencilla: chicos de temperamentos complementarios se conocen y, sin darse apenas cuenta, se enamoran. Como escribí por aquí hace ya un tiempo, un back to basics inteligente y bien conducido. Que no será el colmo de la originalidad, pero tampoco hace falta crear algo demasiado alambicado para narrar un excelente relato. Nakamura, con los ingredientes más simples, ha conseguido engendrar un cuento con eficacia y ternura sobre el manido paso de la adolescencia a la madurez, la sexualidad y el amor. Y eso es un mérito. También es un meritazo el haber trabajado el tema del rechazo social con honestidad y, a la vez, perspicacia. Porque no nos engañemos, la homosexualidad todavía genera gran cantidad de prejuicios. Eso siendo amable. Nakamura no se limita a contentar a la audiencia femenina ávida de idilios entre bishies de esqueleto lánguido. Uno de los defectos que le encuentro al yaoi, precisamente, es esa forma que tiene de desentenderse del contexto. Me refiero en general, porque existen tebeos y tebeos; pero la idealización absoluta, en ocasiones deformación, que se hace del amor es muy llamativa. También sucede en el mundo del shôjo o el josei, btw.

Pero estoy divagando. Lo que realmente quería declarar es que la autora no ha olvidado ese contexto. Y aunque no tiene por qué ser obligatorio el soplo reivindicativo, es de agradecer que Nakamura haya escrito Dôkyûsei con los pies algo en la tierra. Ojalá no fueran necesarias estas mini-labores pedagógicas, pero el mundo está como está.

Doukyuusei

Dôkyûsei tiene el argumento más viejo del mundo, pero también el que más gusta a la gente: el del primer amor. Hikaru Kusakabe y Rihito Sajô son dos mozalbetes que van a un instituto masculino. Nunca se han hablado, nunca se han fijado el uno en el otro, hasta que un día Kusakabe, que toca la guitarra en una banda, se percata de que Sajô finge cantar en la clase de música. Sajô, estudiante aplicado y de naturaleza reservada, no canta. Y eso despierta la curiosidad de Kusakabe. Así que, dejándose llevar por su impulsividad, le ofrece ayuda para poder llegar al día de la actuación del coro con la canción sabida. Pero lo que ninguno de los dos sabe es que, lentamente durante el tiempo que han ido ensayando solos, ha surgido algo más entre ellos.

Sajô es consciente de su orientación sexual y de los problemas que puede acarrearle. Ha aprendido a aislarse, ser discreto y abstraerse en sus estudios, donde destaca con brillantez. Pero sus compañeros ya saben que es uno de esos. Kusakabe nunca se planteó que pudieran gustarle los chicos y, a pesar de que le sorprende haberse enamorado de Sajô, lo acepta con naturalidad. Es directo, extrovertido y muy efusivo, pero honrado con sus sentimientos. Sajô piensa que es una etapa para Kusakabe, opinión que ve reforzada por el parecer del profesor Hara, un hombre de carácter atrabiliario que ofrece a ambos la perspectiva de su experiencia como gay en una sociedad que no lo acepta. Pero respecto a Kusakabe, tanto Hara como Sajô están equivocados. No es una fase. Además Kusakabe se ha dado cuenta de que Hara anda medio enamoriscado de Sajô; y eso espolea sus celos, haciendo que la relación avance y prospere.

De eso va esta obra, de las subidas y bajadas, de los malentendidos y alegrías de una relación amorosa entre adolescentes. Y también de la zozobra que se siente ante la inseguridad de un futuro juntos, con la universidad y una trayectoria profesional por delante. ¿Hasta dónde van a ser capaces de llegar? ¿Sacrificarían su relación por mantener esa falsa armonía de las aparienciasSotsugyôsei  y O.Bresponden un poco a esas preguntas, pero de ellos no voy a escribir. Tampoco de Sora to Hara, aunque os los recomiendo. Este último lo va a publicar en breves Tomodomo. Y no, no me pagan comisión ni nada parecido.

doukyusei

Asumiko Nakamura ha estructurado el manga de manera muy clara y precisa, acorde a la simplicidad general que planea por todas sus páginas. El humor que ocasionalmente brota, es bastante ingenuo y contribuye a aligerar lo que podría haber sido un tebeo bastante más melancólico. Pero de esta forma, con un par de toques de humor, Dôkyûsei se muestra chispeante. No obstante, su arte es lo más peculiar. Nakamura es una de mis mangakas favoritas de este momento, pues se aleja de los aburriiiiiiidos diseños clásicos. Su estilo es vítreo, ondulante; y estira sus líneas hasta un horizonte de perspectivas grequianas. Es muy probable que ese manierismo tan suyo le resulte chocante a algunos lectores, pero merece la pena adentrarse en él. Es toda una experiencia.

managavsanime

No tengo ninguna duda: gana el manga por mil. Y también estoy segura de que el mini-análisis que hago a continuación será una opinión impopular. Qué le vamos a hacer.

Hay una palabra en navarroaragonés que define muy bien lo que es esta película: esbafata. No tiene traducción al castellano, lo siento; ni tampoco en inglés, francés o alemán me viene un término adecuado, así que lo explicaré. Esbafar es que algo pierda su aroma, su fuerza de manera imperceptible, silenciosa, pero irremediable. Cuando se pierde la esencia, aunque el continente esté presente, es que se ha esbafato. Todos los elementos están ahí, además este anime es maravilloso a nivel visual. Ha sido un placer de verdad poder ver el dibujo de Nakamura en movimiento, su historia coloreada con ácidas y delicadas acuarelas; observar sus meticulosos detalles; disfrutar de ese elegante minimalismo que transmite tanto con tan poco. El film también ha aportado una riqueza a los escenarios que en el manga no había, ha respetado la historia  y, aunque haya omitido alguna cosa, Dôkyûsei formalmente está.

Pero Nakamura es una autora muy carnal, orgánica, que hace fuerte hincapié en el mundo sensorial. Ese latido erótico, casi lascivo, está muy presente. No solo en Dôkyûsei, sino en casi todas su obras. Y la película abusa de una idealización etérea que, aunque en el manga también aparece, copa el protagonismo dejando la sexualidad con escasa fuerza. El contacto físico, los planos detalle y muy cortos, expresan una intimidad que en la película prácticamente se ha evaporado.

kusakabe

Es importante también resaltar que Nakamura es una autora de matices y pequeños detalles. Una señora minuciosa que con un ligero movimiento que le otorgue al dedo meñique de un personaje, puede estar explicando todo un universo. Y eso es algo muy complicado de trasladar a la animación. Lo que me lleva a una conclusión: no han sabido interpretar bien el lenguaje de Nakamura… pero es que no es una lengua fácil tampoco. Por supuesto, he echado en falta muchísimo la enorme traducción de Ana Mª Caro, que vertió tan estupendamente ese aire desenfadado y juvenil del manga. No es ninguna tontería, una traducción mediocre puede arruinar hasta la mejor de las obras; y una buena, engrandecerla todavía más.

La película ha seguido la disposición del manga, lo que a veces se hacía un poco raro ya que interrumpía el flujo natural de la historia. Tebeo y anime no deberían llevar un ritmo tan similar, el medio y lenguaje son distintos. Y más en un caso tan especial como el de esta mangaka. Aun así, ese orden y cadencia añaden su no poca particularidad, realzando el atractivo del slice of life.

vlcsnap-2016-06-01-09h02m45s668

¿Entonces es Dôkyûsei un mal anime? En absoluto. Si uno se olvida por completo del tebeo, encontrará un lindo relato, quizá algo insípido, pero realizado con mucho cariño y elegancia. Me ha gustado aunque no haya encarnado del todo bien el espíritu del tebeo. No soy ninguna novata, sé perfectamente que por norma general el manga suele superar al anime. No esperaba que ocurriera lo contrario con Dôkyûsei; es más, ha resultado lo que barruntaba. Por eso tampoco ha sido una decepción. Y recomiendo que, si no se conoce la obra, primero se acuda a la película. Luego el manga se saboreará mejor y podrá continuarse con la historia además. Dôkyûsei se queda en una adaptación decente, pero que por sí sola no se termina de mantener.

A los fans del manga con toda seguridad les va a encantar. Yo soy fan y la he disfrutado, pero tampoco puedo engañarme. Me ha parecido insulsa, porque un argumento tan simple si pierde la magia, se convierte en algo incoloro. Lo dicho, una película bonita, pero esbafata.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

 

Anuncios

Autor: Sho-Shikibu

Me gusta el chocolate y matar moscas con un periódico viejo. Resido en los komorebi y practico tsundoku, lo que me entristece a veces.

9 comentarios en “Manga vs. Anime: Dôkyûsei”

  1. Esta mañana ya había leído tu entrada, pero ahora que ya he visto la peli (¡bien!) vengo a comentar con un poco más de criterio.
    Estoy de acuerdo con lo que comentas: a esta adaptación le falta fuerza. Recuerdo que cuando leí el manga (que tenía bastante olvidado…) pasé por una montaña rusa de emociones. Cuando lo he visto en la película he pensado que era bonito, pero que lo que veía no me daba para mucho más.
    No se da habitualmente que pueda comparar un anime con su material original, pero las pocas veces que lo puedo hacer (o en alguna adaptación de un libro, por ejemplo) suelo decepcionarme. Este manga es demasiado bueno :P. Tampoco me he quedado con mal sabor de boca, pero es lo que hay.
    Ya tengo ganas de tener “Sora to Hara” en mis manos. Pienso que el profesor Hara es un personaje muy interesante pero que queda relegado a un segundo plano por el bien de la pareja principal. Leí O.B. pero ya no me acuerdo, así que es como si no supiera nada XD.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Yo también tengo MUCHÍSIMAS ganas de que por fin saquen “Sora to Hara”! Pero por lo que he leído por facebook, en junio ya no sale 😦 Así que deduzco que hasta septiembre nada de nada T.T Lo mismo para “11-nin Iru!” AAAYYYYYYY
      Yo que esperaba tener estas lecturas para el veranito… en fin. Paciencia. Snif.

      La verdad es que sí, tenían el listón muy alto con el manga de Nakamura y lo han intentado. A nivel visual creo que perfecto, además el dibujo muy bien adaptado pero… eso. Se ve, no es una caca, pero ya :/

      ¡Besicos, Jane! ❤ ❤

      Le gusta a 1 persona

  2. Bueeenas Sho!!

    Yo tampoco soy seguidora del yaoi, ni del yuri, pero cuando vi que anunciaban que iban a animar el manga al leer la sinopsis me resultó muy atrayente.

    Al leer tu entrada fijo que me lanzo de cabeza a por el manga y ver la película sin dudarlo.

    Me encantan estas entradas 😚

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Heeeey, Pau! 😀
      Es un manga muy mono, ya verás. Mono pero inteligente y nada baboso 🙂 Sencillito pero muy bien trabajado ❤ Ya contarás qué te parece 😉
      La peli pues nada, yo la considero más una curiosidad, por ver ese arte tan peculiar de Nakamura en movimiento (y con buen gusto encima) pero no aporta nada más a la historia :/ Fácil no lo tenían, eso también.

      ¡Besazoooooo! ❤

      Le gusta a 1 persona

  3. ¿Ya salió Doukyuusei? Vaya…

    Desde que escuché que le iban a hacer adaptación tenía en claro que iba a verlo. Non soy fan de Nakamura Asumiko, pero he leído un par de sus trabajos y me consta que es una muy buena autora. Lo que me gusta de esa autora es que, cuando escribe yaoi/shounen-ai, no los hace genéricos. Es bueno leer cosas que no son la misma historia melosa de siempre.
    Aún no he leído Doukyuusei. Tenía planeado verme el anime primero, pero, por lo que leo, creo que será mejor que lo posponga y empiece por el manga.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Mike! 😀
      Yo casi te recomendaría que comenzases con la película, porque quizá así no te lleves una impresión tan negativa de ella. No es una caca, ¿eh? no es mal producto, pero al tratarse de una historia tan básica, si no se consigue plasmar la emoción e intimidad que le dan realmente la chispa en el manga… pues se queda en una sosada :/ El problema sobre todo es cuando se compara con el tebeo… aunque por sí misma tampoco es que destaque demasiado.
      Bueno, que hagas lo que consideres oportuno, por supuesto, no me hagas caso xDDDD
      ¡Saludos!!!!

      Me gusta

  4. Pueeees yo al final no sé si le daré una oportunidad al anime. Leí el primer tomo y no me dijo nada. Era el primer yaoi que leía y no acabó de engancharme, no sé porqué pero me daba igual la vida de los personajes xDDD Y eso, que leí el primer tomo y me quedé contenta pero no me apeteció comprar los demás.
    Quizás vea el anime pero me da cierta pereza…
    En fin, me encanta esta sección, a ver si nos traes más obras prontito *__*
    Un bsote!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Magrat! 😀
      Pues si el manga no te dijo gran cosa… el anime dudo que lo haga, porque es bastante más flojito. En el aspecto visual una monada, pero insustancial hasta decir basta :/ Si no se sabe coger el tino, según qué autores cojean un montón en el anime; y si encima es una historia sencilla pues… pues tenemos la peli de Dôkyûsei xD Es normal que le tengas perezón al asunto 😉
      ¡Besazo de vueltaaaa!! ❤ ❤

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s