Las pajas mentales de Tsutsui-sensei

La potente fertilidad que fluye por las circunvoluciones cerebrales del señor Yasutaka Tsutsui (Osaka, 1934), como un aluvión de generoso estiércol y agua cristalina, no fecundará a todo el mundo. De hecho, este tortuoso y esquivo caballero nunca se dirigió al gran público. Seguramente tampoco a ti. Y no es que sea un elitista. No van por ahí los tiros. Tsutsui no es difícil de leer, tiene una sintaxis muy clara y directa. Tampoco narra historias complicadas, son eventos que podrían ser cotidianos. Es su enfoque lo que lo hace especial. Y que es a ratos un sádico.

yasutaka
Tsutsui riéndose de nosotros JUAJUAJUA

Pero, ¿quién es este escritor? Pues no debería ser un desconocido en el mundo del manganime, pues adaptaciones de obras suyas son Paprika, La chica que saltaba a través del tiempo o Nanase. Es uno de los autores con más renombre en Japón del género sci-fi, aunque en Occidente no se le haya conocido del todo hasta bien entrados los 90s. Su forma de concebir la literatura lo ha acercado desde siempre a otro tipo de disciplinas artísticas. Es su naturaleza, poco dada a los convencionalismos, la que lo convirtió en uno de los padres de la metaficción en su país. Naturaleza en búsqueda continua de crear algo distinto y sorprender al lector… a su especial manera, claro.

Todo lo que ha sido su experiencia vital, lo ha ido introduciendo en sus creaciones de forma concienzuda. Ese afán científico lo absorbió de su padre, que era zoólogo; la tendencia a la bufonada, de sus tempranas actividades en el campo de la interpretación; sus estudios universitarios sobre psicoanálisis y Jung, le sirvieron para fabular mundos y situaciones de lo más chocantes; etc. Por eso también el enorme catálogo de su obra es tan diverso y variado, cada libro es un planeta aparte.

paprika
¡alehop!

Englobarlo en la ciencia-ficción es quedarse corto. Se viste con sus ropas, qué duda cabe, pero va mucho más allá. Son un mero disfraz y debajo se encuentra todo un universo laberíntico y mordaz que escandaliza como horroriza. Su evidente afinidad con el realismo mágico o la Cultura pop occidental hacen de su estilo algo único, omnidireccional. Sin embargo, una de las características más llamativas de Tsutsui  es su comedia, que algunos han clasificado como dotabata kigeki o “de golpe y porrazo”. Pero es oprimir con una etiqueta muy reducida lo que hace este señor con el humor. Tiene mucho de astracanada, va directo como un obús, sin sutilezas; pero, a la vez, lo dota de un aire absurdo, de reminiscencias claramente surrealistas, que lo hacen poco proclive a la clasificación. Si a eso le unimos que es enemigo acérrimo de lo políticamente correcto, obtenemos una simpática monstruosidad posmoderna, con una tendencia irresistible por atragantar. Tsutsui desmenuza la realidad, mezcla luego sus pedacitos y construye un nuevo cosmos que refleja, en todo su deformado esplendor, las miserias de nuestro mundo. Con una carcajada.

Y esto no agrada a todo el mundo. En Japón tuvo serios problemas; tantos que dejó de escribir sobre papel un tiempo, dedicándose exclusivamente a sus labores a través de internet.

Tsutsui y el añorado Kon.
Tsutsui y el añorado Kon.

Le regalé a mi mejor amiga para su cumpleaños, a principios de marzo, el volumen de Paprika (1993) que publicó Atalanta. Han pasado unas cuantas semanas y todavía no me ha comentado nada. Yo sé la razón, por supuesto. La razón es Tsutsui. Tsutsui es un mal bicho. No peligroso, pero de esos que pican. Y pica de lo lindo en el libro que voy a comentar hoy: Hombres salmonela en el planeta porno (2006).

Se trata de un volumen recopilatorio con pequeños cuentos, que es una de las mejores maneras de presentar los respetos al autor. Tsutsui gana muchísimo en las distancias cortas. Y sí, encontraremos sexo en sus páginas; aunque no pornografía como da a entender su título. El nombre puede asustar a los melindrosos, pero no deja de ser la perfecta provocación del que siempre ha sido un espíritu irreverente. Y como toda recopilación, tiene historias mejores que otras.

hombres salmonela en el planeta porno de yasutaka tsutsui

El volumen original ofrecía 13 relatos distintos, pero la edición de Atalanta incluye solo 6. ¿Qué encontramos en ellos? Pues a un Tsutsui cruel y lúcido, que con total naturalidad (y hasta cierta parsimonia) distorsiona a placer las fronteras de la objetividad. Alucinante. Hay cuentos más cómicos que otros, pero todos son como sosa cáustica, hijos además de la literatura del absurdo. No es difícil, por ejemplo, olisquear a Kafka en “Rumores sobre mí”, donde un oficinista ve, repentinamente, cada ínfimo y mediocre detalle de su vida en todos los medios de comunicación del país.

Mis favoritos, no obstante, son “El límite de la felicidad” y “El último fumador”. El primero es feroz. Una sátira despiadada del aborregamiento social conducido hasta al final. Es el único de la selección donde la comedia es inexistente, y me recuerda muchísimo a Roland Topor por el poso macabro. “El último fumador” es un ejemplo buenísimo de esa particularidad tsutsuiana (toma palabro jojo) por experimentar con la elasticidad de la realidad y desfigurarla. Mediante un criterio maniqueo, presenta lo irracional y el disparate como lo normalizado, en un entorno creíble y natural. La amplificación de la corrección política hasta alcanzar niveles de puro desvarío. Magnífico.

Yasutaka de jovenzano mientras escribe maldades en el libro de un fan.
Tsutsui de jovenzano escribiendo maldades en el libro de un fan.

De temática sexual son “El bonsái Dabadaba” y el que da título a la compilación, “Hombres salmonela en el planeta porno”. En ambos el sexo solo es una excusa para mostrar lo rematadamente mongólicos que somos los seres humanos. Y cómo nos regodeamos encima en nuestra estupidez. “El bonsái Dabadaba” además maniobra muy bien entre el mundo onírico y el de la vigilia, hasta confundirlos y formar una realidad completamente nueva. “Hombres salmonela en el planeta porno” es el cuento más largo de la antología, y abraza una crítica nada solapada hacia la represión sexual que afecta a la sociedad japonesa. No fue en vano que Tsutsui se especializara en Freud & co. en la universidad. También es muy notorio ese pequeño homenaje que hace a su padre, pues el relato está plagado de términos botánicos y zoológicos… pero en plan bizarre que te meas. El esfuerzo de la Razón por tratar de domeñar, mediante la Ciencia, un contexto descabellado. Y cómo esta, simplemente, se adapta al entorno en vez de transformarlo. La eterna lucha entre superyó y ello, racionalidad e instinto, civilización y naturaleza.

¿Es Hombres salmonela en el planeta porno una obra representativa de Tsutsui? Desde mi profunda ignorancia, pues solo he leído 7 libros de los seiscientos y pico que ha escrito este señor, no. Los que han caído en mis manos son todos bastante distintos, uno puede gustarte y otro no. Sin embargo es innegable que tienen su sello, faltaría más. El tono de este Hombres salmonela en el planeta porno es especialmente corrosivo y su crítica social, que toca además diferentes campos, resulta en extremo cruda por muy rebozada de extravagancias que esté.

¿Lo recomiendo? Oh, sí. Es una lectura accesible y amena, de mucha enjundia. Pero probablemente no conquiste a todos. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

 

Anuncios

Autor: Sho-Shikibu

Me gusta el chocolate y matar moscas con un periódico viejo. Resido en los komorebi y practico tsundoku, lo que me entristece a veces.

11 comentarios en “Las pajas mentales de Tsutsui-sensei”

  1. Buf, no sé. Yo leí “Paprika” y me quedo con mucho con la película. El tío me pareció un misógino insufrible, la verdad xDDD
    A ver, que el libro tenía cosas interesantes, sobretodo lo que tenía que ver con la ciencia ficción, pero los personajes me parecieron caricaturas y eso, el machismo estaba demasiado presente y de una manera que… me molestaba profundamente, la verdad.
    Es una pena, porque ya digo que me gustaba el estilo paranoico que tenía al principio pero acabó dejándome mal sabor de boca ese libro 😦
    Un bsote!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Aloha, Magrat! 😀

      Tsutsui es, definitivamente, un mal bicho. A la lista, además de misógino, hay que añadir racista, homófobo, xenófobo, intolerante… ¡es el Anticristo! xD De eso y más se le ha ido acusando a lo largo del tiempo. Hace unos veinte años padeció un linchamiento mediático por algunos comentarios que hizo sobre la epilepsia en uno de sus cuentos. Fue entonces cuando decidió autoexiliarse en internet y convertirse así en el primer “ciberescritor” de Japón. No hay que olvidar que la base de la obra de Tsutsui no es solo la ciencia-ficción aunque pueda parecerlo, es la sátira, la sátira de la sociedad japonesa. Y él la desmenuza y se ríe de ella sin pararse a meditar en lo que es políticamente correcto o no. Eso suele provocar problemas, los menos serios que sus obras no gusten (muy legítimo por otro lado, si algo no gusta, no gusta) y no vendan.
      Tiene un sentido del humor, a veces soterrado, otras más evidente, que no deja títere con cabeza, bastante cruel. Con esto no estoy defendiéndolo, pero procuro mirar un poco más en perspectiva. La poca perspectiva que tengo, claro, ojalá pudiera acceder a más obras suyas y conocer más a fondo la sociedad japonesa, esa sociedad de la que él procede, refleja y destripa. Y volviendo a la sátira, uno de sus recursos es precisamente la caricatura, que tiene sus pros y sus contras. Sirve para evidenciar defectos pero, por otro lado, puede hacer más planos a los personajes si no se profundiza. Tsutsui no es un gran creador de personajes, estoy de acuerdo, lo suyo es más “conceptual” xDDD
      Lo dicho, Tsutsui no es para todo el mundo. Tiene libros y libros, pero una de sus marcas de agua, que es la irreverencia total (es un tocapelotas, hablando en plata), siempre está ahí 😉

      ¡Un beso gigaaaaante, Magrat! ❤ ❤ ❤

      Le gusta a 1 persona

  2. Pues mira tú, justo estoy leyendo Hombres salmonela en el planeta porno. Pues pensaba darle una entrada cuando lo terminara, pero, después de esta, no sé si lo que escriba esté a la altura jaja
    En cuanto a Tsutsui, solo he leído 2 de él (Paprika y Hombres Salmonela). Definitivamente es un autor “raro” y no es para todo el mundo. Su humor “absurdista” y las situaciones surrealistas presentes en sus historias son lo que más me gusta de este hombre. Por otro lado, como menciona Magrat arriba, sus personajes suelen ser algo “planos” y es un tanto misógino (no sé, me dio esa impresión cuando leí Paprika. Igual, esto no me molesta mucho). De todos modos, estoy acostumbrado a autores que se centran más en historia y conceptos, así que los relatos de Tsutsui me van bien.

    Por cierto, me agarró la duda ¿Dices que has leído 7 de sus libros? En español, solo conozco los 3 que publicó Atalanta ¿Me he perdido de algo?

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, Mike! 🙂

      Haz tu reseña, faltaba más, esta es bastante básica, no he querido liarme demasiado tampoco, estoy un poco harta de hacer entradas eternas xDDDD En realidad es algo de perecilla, y comentar cada uno de los relatos, con su sinopsis (y algún que otro spoiler que se escapa sin querer) y tal, se me hacía aburrido. Por lo que he preferido ir a las ideas esenciales sin desvelar demasiado y que cada lector luego decida 😛
      En inglés hay más publicados 😉 Yo he leido (aparte de “Paprika”, “Estoy desnudo” y “Hombres salmonela en el planeta porno”) “Hell”, “The girl who lept through time”, “What the maid saw” y otra recopilación de cuentos del año la polka que saqué de la biblioteca cuyo nombre ya no recuerdo. Un par de ellos tienen traducciones atroces, pero no hay otra cosa. Al menos eso creo.
      Es una pena que no haya más material de él disponible. Bueno, existe en japonés, claro, pero es una lengua que no conozco bien, y menos para ponerme a leer un libro :/

      ¡Un abrazo, Mike! ❤

      Me gusta

  3. Hola! yo no he leído ninguno de estos libros, pero me intereso mucho “Hombres salmonela en el planeta porno” ¿Alguien sabe dónde puedo conseguirlo en formato digital? lo busque, pero no encontré nada .
    Me gustó mucho la entrada!!! saludos!!!

    Mili J.R.

    Me gusta

    1. Hola, Mili 🙂
      En la web de la editorial Atalanta te ofrecen la posibilidad de leer gratuitamente algunas páginas del libro. Por si prefieres echarle primero un vistazo. En formato epub o pdf no hay nada oficial todavía, pero existen webs que tienen catálogos aceptables de libros. Prueba en epublibre.org, por ejemplo 🙂
      ¡Saludos!

      Me gusta

  4. Ay, siempre que leo tu blog, siento que voy a necesitar tiempo para ver tantas cosas 😦 Desde que estoy empezando a leer tu sitio, cada vez me anoto más obras nuevas. La verdad es que a mí siempre me han gustado los libros de humor negro, crítica social y con cosillas turbias. Me ha llamado mucho la atención el autor, y más que sea oriental, ya que la cultura de allá es demasiado conservadora y es raro encontrar este tipo de espécimenes. Pero bueno, me apunto totalmente “Hombres salmonela en el planeta porno”, me ha llamado la atención.
    Aún así, me ha surgido una duda. Leí el comentario que hizo Magrat sobre “Paprika”, de que era misógino. ¿Se supone que el machismo lo usa en el libro como una crítica, como una herramienta de humor negro o el libro en sí “fomenta” o “normaliza” el machismo? Es que no sé, ese detalle me ha echado para atrás, pero aún así voy a leer “Hombres salmonela en el planeta porno”. Siento si esto ya lo has aclarado en la entrada, y no leí bien.
    ¡Saludos!

    Me gusta

    1. ¡Hola, maja! 😀

      Ojalá fuera una experta en la obra de Tsutsui y pudiera contestarte bien a lo que preguntas, pero me temo que mi respuesta va a ser incompleta y no sé si te ayudará, porque está basada en mi apreciación personal.
      Para empezar, el machismo en Japón está a la orden del día. Creo que todos los que leemos manga y vemos anime somos conscientes de ello. Por eso creo (y es mi opinión) que Tsutsui sí, es machista a la fuerza, lo quiera o no. Eso lo refleja en su obra, como también lo reflejó Mishima o Dazai en las suyas. Estos a lo mejor de otra manera, pero es que Tsutsui mete el dedo en la llaga, el humor negro y fuera de lugar del que hace gala resalta todos los defectos de la sociedad japonesa. Defectos que él mismo padece. Así que encontrarás machismo en “Paprika” y en “Hombres salmonela en el planeta porno”. Y no como herramienta para criticarlo, es un machismo instalado y asumido. Eso por un lado.
      El tema aquí es que Tsutsui, a pesar de ser hijo de la sociedad de la que procede, no tiene inconveniente en arrasar con lo que se le pone por delante. Se burla de todo al completo, de los colectivos feministas, del gremio científico, del ciudadano de a pie, de la hipocresía de la sociedad japonesa, de sí mismo… da cera a todo el mundo. Sus intenciones son una crítica social generalizada y para ello se sirve de la sátira y el surrealismo. Por eso yo, personalmente, transijo con sus salidas misóginas porque entiendo que forman parte de un contexto en el que Tsutsui no hace distinciones, en sus obras arde todo. No obstante, comprendo muy bien la postura de Magrat y que le resultara desagradable toparse con el enfoque y ciertas cosas. Y tiene razón, por eso Tsutsui es un autor complicado, sobre todo si uno es occidental (si se es japonés también, ¿eh?). Y no solo por el machismo, Tsutsui llega a ser amoral en muchos aspectos. Es como un bufón, un pícaro que escupe gran cantidad de veneno.
      Tampoco hay que olvidar que detrás de las polémicas que puedan suscitar los elementos racistas, machistas u homófobos de su obra, hay un buen escritor de enorme trascendencia y con grandes virtudes.

      Y eso, no sé si te he servido de ayuda. Ignoro si te llegará a gustar Tsutsui, cada uno debe sopesar sus prioridades a la hora de enfrentarse a un autor. Pero lo bueno es que siempre se puede abandonar un libro si resulta ofensivo 🙂

      ¡Saludos! 😀

      Le gusta a 1 persona

      1. ¡Me ha servido mucho tu respuesta! Aunque sé que encontraré machismo por muchos lados de sus libros, supongo que sólo haré caso omiso. Es más, ya descargué “Hombres salmonela en el planeta porno”, así que voy a leerlo, de todas formas.
        ¡Gracias!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s