Mangas mierder a los que no arrimarse ni enfundado en un ILC Dover Chemturion 3525 (Nº3)

Hacía mucho tiempo que no le dedicaba unas letras a esos mangas que me han revuelto las tripas en algún momento. Un descuido inadmisible si me pongo a calcular la cantidad ingente de porquería que pasa por delante de mis ojos. Necesitan más presencia en el blog, es indiscutible, así que aquí está la tercera entrega de mangas mierder de Sin Orden ni Concierto.

No debería ser imperativo, no obstante como las sensibilidades se hieren hasta con un leve soplido, aclaro que esta es una insignificante opinión entre las millones que hay en el planeta. Si te ofende lo que leas a continuación, es recomendable (y muy saludable) cierres la página y busques criterios más afines al tuyo. Somos unos cuantos seres humanos los que habitamos este pedazo de roca, así que probablemente encontrarás un montón. Y recuerda: no estoy insultando ni a tu familia, ni a tu perro, ni a tus difuntos antepasados… y mucho menos a ti. No es personal. Solo es el parecer de una desconocida sobre unos mangas.

Tras esta puntualización, ¡al turrón!

En esta entrada voy a escribir sobre dos mangas actuales, ni siquiera han finalizado, pero merecen, sin albergar ningún género de duda, poseer el título de mierder. No creo que mejoren conforme vayan avanzando, porque sus planteamientos ya son de por sí la peste. Son shôjo. No porque no existan mierder en otros géneros, que los hay; pero cuando un shôjo es mierder, resulta prácticamente invencible. Suelen ser campeones en estas hediondas lides. Tampoco me voy a cebar demasiado (que podría) porque he finalizado hace poco el anime de Hôrô Musuko ♥ y me siento lo bastante apacible como para retirar el veneno de los colmillos. Así que no seré muy mala. Creo.

Pormenor de
Pormenor de “La Batalla de los pedos”, autor anónimo (circa 1846)

Watashi no Ôkami-kun

私のオオカミくん

Tenía este manga en reserva para leerlo más adelante, ante todo porque la temática sobrenatural y el folclore japonés me gustan mucho, pero no pude sortear la tentación. Me llamaba bastante el dibujo bonito y estilizado de Yôko Nogiri; además de que había leído algún que otro one-shot suyo que me había parecido curiosete. Así que caí en sus garras.

gobble

De momento solo van 9 capítulos y admito que no es un tebeo demasiado indigno; pero para mí, y recalco para mí, contiene algo insoportable: Twilight. Me explico: este manga es, de momento, principalmente un calco del argumento de Crepúsculo pero à la japonaise. Lo siento, siempre he odiado esos libros y esas películas, por lo que cuando me encontré con el pastel, se convirtió ipso facto en mierder.

Veamos: protagonista femenina, hija de divorciados, que decide irse a vivir a una zona remota con su padre. Posee una personalidad introvertida e inexpresiva, pero con algo especial, por eso suele ser envidiada. Comienza el instituto y se tropieza con una cuadrilla de bishies, los chicos cool del instituto, pero que esconden un secreto anormal. Ese secreto es descubierto por la prota, que además tiene un olor delicioso y resulta inmune a ciertas cosas.

Deduzco que la historia en el manga divergirá, tarde o temprano, de la de Twilight, e introducirán el habitual triángulo amoroso con el tsundere, el pasado dramático del personaje principal masculino, el eterno abismo entre humanos y yôkai, etc. Yo no quiero leer esto. Demasiado predecible, demasiado trillado y… encima apesta a una saga literaria que no puedo ver ni en pintura.

Reconozco que, posiblemente, no se convierta en un manga muy asqueroso y resulte agradable para aquellos que no les importe el tufo a Crepúsculo (ni sean tan melindrosos como yo). No lo desaconsejo, aunque su originalidad es igual a 0 y tampoco se detectan futuras sorpresas. Es un reverse harem del montón, con un arte aceptable y una historia bastante manida; pero no insulta la inteligencia ni es bochornosa. Por ahora.

mierder2

Kurosaki-kun no Iinari ni Nante Naranai

黒崎くんの言いなりになんてならない

Este engendro creo que es de lo peorcito, junto a  Ôkami shôjo to kuro ôji, de lo que he ojeado últimamente. Tiene todo lo necesario para sacar de quicio a cualquier persona despierta: un argumento vulgar, un desarrollo de la historia aburrido, unos protagonistas clichés inaguantables y un arte más bien chapucero.

La heroína de este shôjo comienza de manera prometedora, para desinflarse vergonzosamente y convertirse en una masoquista mononeuronal de lo más insípido. Los dos machos que cierran el triángulo amoroso son a cada cual más engreído. Bishies ultrapopulares de su instituto: uno es el prince charming personificado y el otro, un malote sádico de libro. El príncipe blanco y el príncipe negro los llaman… y la cohorte de fans insufrible a su alrededor también es de traca valenciana. Entre los dos llevan como puta por rastrojo a nuestra protagonista que, por otro lado, lo permite dado ese tradicional carácter femenino de los shôjos (el cual parece gustar tanto a los japoneses) y que podríamos equiparar al comportamiento medio de los paramecios. Qué digo, los paramecios, con sus limitaciones, son mucho más eficientes que esta moza y su presunto cerebro de homo sapiens.

mierder1

¿Hace falta que explique el argumento? Yo diría que no, pero allá va: una jovencita normal y corriente decide que su recién estrenada vida en el instituto tiene que ser diferente. Allí se enamora del idol del lugar y ve, con sorpresa, sus sentimientos correspondidos. Or something. Pero el maravilloso idol, el príncipe blanco, tiene como mejor amigo a un tipo de malas pintas y con fama de peligroso, el príncipe negro. Nuestra amiga, en una de esas piruetas absurdas tan típicas del género, se ve obligada a vivir en una residencia de estudiantes (el trabajo de sus padres, blablablá) donde, por supuestísimo, también habitan estos dos malandros. Y ahí se enfrenta al malvado príncipe negro, convirtiéndose a partir de entonces en objetivo de sus perrerías. El chico bueno es riquísimo, tiene una enorme mansión con fiel mayordomo de bigote frondoso y caballos incluidos. El chico malo tiene un pasado misterioso y triste. Escribo esto y me estoy riendo, no puedo evitarlo, es ridículo.

Vamos, lo que viene a ser un shôjo mediocre de toda la vida. Y si a eso se le une el tema de que es particularmente mortificante ver una y otra vez personajes femeninos vapuleados por personajes masculinos de una malicia y estupidez supinas, tenemos un culo de manga. Al menos la moza no es muy llorica. No demasiado.

Me sigue impresionando la gran cantidad de lectores que disfrutan con vejaciones, aunque sean de baja intensidad, de esta especie. Pero como dijo el Guerrita, “hay gente pa tó”. Que el mundo se intoxique con lo que quiera.

mierder3

Eso ha sido todo por hoy, una entrada de bitácora ligerita que espero os sirva de algo. Por lo menos para haber pasado cinco minutos distraídos, con eso me conformo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Anuncios

Autor: Sho-Shikibu

Me gusta el chocolate y matar moscas con un periódico viejo. Resido en los komorebi y practico tsundoku, lo que me entristece a veces.

22 comentarios en “Mangas mierder a los que no arrimarse ni enfundado en un ILC Dover Chemturion 3525 (Nº3)”

  1. Si no fuera por lo ofendidisimos que estan mis antepasados, me estaría riendo a carcajadas de esta entrada… ;D
    Bueno es que en la familia habemos muchos corajudos.
    No ya en serio si me rei mucho, aunque no a carcajadas pa no hacer escandalo.
    Nombre, anotadas en la lista negra…
    Un “crepusculo” wannabe y un “pegame pa engreirme mas”…
    RUNNN!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que toda la movida esa de Crepúsculo me superó… me pilló ya mayor y me convertí en una hater apasionada. Ahora el tiempo ha pasado y estoy más moderada, pero me sigue pareciendo un truñaco indescriptible. Cualquier cosa que huela un poco a ello hace que me salten las alarmas por todos lados xD

      ¡Gracias por comentar, Khalil! Un abrazo de oso!!! 😀

      Le gusta a 1 persona

    1. ¡Aloha, Wanda! 😀
      La verdad es que tenía la sección algo olvidada y ya estaba mi monstruo interno algo impaciente… así que había que sacarlo a pasear un rato xD
      ¡Me alegra que disfrutes con estas entradas! 😀
      ¡Un besazo enorme, Wanda!!! ❤ ❤

      Me gusta

  2. ¡Extrañaba esta sección! Que me divierto a lo grande. Yo leí hace un tiempo “Kurosaki-kun no Iinari ni Nante Naranai” y ¿qué digo? Con cada página que leía me daba urticaria. Es que ese personaje malote de pasado dark y que trata cual egendro a la protagonista me repele, me cansa y me da repelús. Y el otro no se salva ¿eh? Y menos la prota. Lo mejor que pude hacer fue abandonar su lectura.
    Conocía Watashi no Ookami-kun, y de hecho uno de estos días planeaba darle una leída. Pero con tu opinión ya queda descartado ¿Twilight a lo japonés? No, muchas gracias 😄
    Besos Sho ❤

    Me gusta

    1. ¡Hola, Rizen! 😀
      Hiciste muy bien en dejar de lado “Kurosaki-kun no Iinari ni Nante Naranai”, es un tebeo bastante patético pero oye, con un buen puñado de seguidores… Sarna con gusto no pica 😛
      Me hace feliz que disfrutéis con este tipo de entradas, a pesar de la acidez procuro dirigirlas con algo de humor (procuro, porque mi sentido del humor personal también es algo peculiar) y, desde luego, no deseo ofender a nadie, pero para eso ya está también la advertencia inicial 🙂
      ¡Gracias por pasarte y comentar, Rizen! ❤
      ¡Muchos besos!!!!!! ❤ ❤

      Me gusta

  3. Efectivamente, no me arrimaría a Watashi no Ôkami-kun ni enfundada en un ILC Dover Chemturion 3525, Crepúsculo es el peor libro que recuerdo haber tenido el disgusto de leer, no soportaría de nuevo nada similar ni aunque me pagaran 😄
    Esta serie de entradas hater me sacan muchas risas, me encanta leer tus comentarios al respecto, aunque no conozco todos los mangas de los que hablas me sirven para tomar precauciones.
    Un saludo 😀

    Me gusta

    1. ¡Qué tal, Belyath! 😀
      Sí, la verdad es que el fenómeno de “Twilight” y sus secuelas dejó mucho que desear en multitud de aspectos. Para mí no es mas que pienso, forraje; y si entro a comentar lo que me pareció el tratamiento de la figura del vampiro o el trasfondo del argumento, es para llorar lágrimas de sangre pero DE VERDAD. Yo no habría tenido gran problema con estas obras si no hubiera existido ese bombardeo mediático tan intenso y obstinado. Obras mediocres hay siempre a patadas, las ignoras y punto. Pero “Crepúsculo” te lo encontrabas hasta en la sopa; como seguidora del género de terror desde niña, acabé harta y cabreada. En fin, la vida es así xD
      ¡Saludos, Belyath, gracias por pasarte!! ❤

      Le gusta a 1 persona

      1. No podría estar más de acuerdo contigo, citando a Anne Rice:
        “Todo está basado en la tonta premisa de “Que los inmortales asisten a la preparatoria”. Es falta de imaginación pero al mismo tiempo la tonta premisa que ha establecido Stephenie Meyer le ha dado un enorme éxito. Es casi como si tomaras a un genio y lo pusieras como vampiro en la preparatoria, y él se gradué una y otra vez. […] La idea de que si tú fueras inmortal y estuvieras en la preparatoria en lugar de viajar a Katmandu, París o Venecia es una simplificación para niños… Pero funciona: es exitosa y hace a los niños felices.”

        En fin, esperemos que como todas las modas se vaya apagando poco a poco, aunque claramente, todavía “disfrutaremos” de varias réplicas.

        Saludos, de nuevo, genial entrada ❤

        Le gusta a 2 personas

  4. Hola sho! Hace rato que no me pasaba espero que estés muy bien
    En serio que el hecho de que los japoneses vean este tipo de relaciones sado como interesantes me preocupa. Ahí tenemos a black prince and wolf girl o como se llame (muy probablemente lo dije mal) que también esta del asco!
    Saludines (:

    Me gusta

    1. ¡Muy buenas, Yoanyul! 😀
      La verdad es que se puede distinguir un buen shôjo de aquel que no lo es actualmente observando si la protagonista femenina es la típica lerda y se deja mangonear. Si cumple esos requisitos, probablemente ande acompañado de una ristra de clichés aburridos y un argumento que hayamos leído ya doscientas mil veces. Creo que los producen como chorizos, al mogollón, y dirigidos hacia un público inexperto todavía o poco exigente y acomodaticio. Son como un tiro fijo, que arriesga poco y siempre tiene lectores. Es una manera de encarar el negocio, pero los que buscamos algo más en los mangas es normal que nos cansen ya este tipo de obras.
      ¡Abrazote, Yoanyul, nos leemos!!! ❤

      Me gusta

  5. Me gustaria preguntarte como opinion personal, ¿Porque hay tantas personas que le pueden interesar este tipo de mangas donde o las protas terminan siendo “violadas” o donde se basan en una historia al estilo remake? . ¿Consideras el fandom que poseen algunos shoujos basuras como estos son molestos?

    Me gusta

    1. ¡Hola, Juan! 😀
      No soy ninguna experta en el tema, así que mi opinión sobre lo que preguntas será incompleta y tan válida como la de cualquiera. Creo que es, más o menos, por lo que le he respondido a Yoanyul, es la madurez del lector, su nivel de exigencia y, por supuesto, el contexto sociocultural de este. Que sean “remakes” u obras “inspiradas” en otras previas de éxito, es una estrategia comercial como cualquier otra, responde a una demanda entre este tipo de público y puede asegurar un mayor consumo 🙂

      El fandom en sí me da completamente igual mientras no se cruce por mi camino. La gente es muy libre de leer lo que le dé la gana y disfrutar con lo que le parezca; eso sí, que me dejen en paz, que para eso yo tampoco me interno en sus “territorios” a “predicar”. Sí es cierto que a veces es inevitable una “colisión”, pero mientras la educación y la cortesía estén presentes, por mí no hay problema. Yo voy por mi senda y ellos por la suya.

      ¡Gracias por pasarte y comentar! ¡Saludos! 😀

      Me gusta

  6. Sho, me alegraste el día. No paro de reír con los príncipes blanco y negro.
    Y con el de Okami-kun… no tenía idea de su existencia, pero aunque no insulte la inteligencia ni sea bochornoso, todo lo que tenga el menor parecido con mierdúsculo probablemente está destinado a ser bazofia, por muy japonés que sea xD
    Un abrazote ❤

    P.D. Por tu culpa me he enamorado de Corto Maltés, y eso que sólo conseguí una de sus películas.

    Me gusta

    1. ¡Buenas, Mishusina! 😀

      ¡Has caído en los brazos de Corto! :3 Yo tengo algunas pelis (no todas) suyas en DVD y son una buena manera de familiarizarte con su mundo si todavía no has leído los cómics. Es muy complicado no enamorarse de él y sus aventuras, es un clásico que, como decía Magrat, juega ya en otra liga. Son palabras mayores.

      Watashi no Ôkami-kun es lo que es, un manga que tomando las premisas de “Twilight”, las ubica dentro del contexto folclórico japonés con una historia, de momento, bastante justita. Si te pasa como a mí que no aguantas el forúnculo anal ese, normal que lo quieras bien lejos xD

      ¡Besazo, Mishusina, nos leemos!!!!

      Le gusta a 1 persona

  7. Muy buenas! He disfrutado mucho de tu entrada, ha sido divertida y me ha hecho reflexionar una vez más acerca del shojo. Particularmente he renunciado a leer este tipo de mangas, me ponen de mala leche, la mayoría tienen tramas mediocres, puro cliché. Aborrezco las historias donde las protagonistas son unas lloronas sumisas. De todas formas no creo que los japoneses tengan mal gusto, sencillamente es como dices “hay gente pa tó”. Muchas gracias!

    Me gusta

    1. ¡Aloha, Kunihiro! 😀

      Dentro del shôjo hay de todo, como en la viña del señor. Pero como escribía un poco más arriba, si la prota es retarded del tipo pasivo y ñoño, no existen muchas probabilidades de que vaya a ser un gran tebeo.
      Yo tampoco creo que los japoneses tengan mal gusto xD de hecho su sensibilidad estética me encanta, pero respecto a la posición de la mujer en la sociedad, todavía tienen que mejorar ciertos aspectos. Cada vez menos y las nuevas generaciones así lo están demostrando, pero todavía se atisban ramalazos desde fuera que son tela marinera. Recuerdo esta noticia que me dejó a cuadros, y que indica todavía existe una vieja guardia algo reaccionaria. Y está claro que los mangas que poseen cierto enfoque “tradicional” cavernario respecto a la mujer (dulces, abnegadas, kawaii, infantiloides, como pastelitos) siguen ahí, no solo porque haya un público que lo demande, sino porque son reflejo de algo que todavía permanece y continúa gustando. ¿Que la cosa está cambiando? Afortunadamente así es 🙂

      ¡Gracias a ti por comentar, Kunihiro! ¡Saludos!!!

      Me gusta

  8. Cuando he llegado al final he pensado, ¿ya se ha terminado? jajajaja ¡Quería leer más! Así que, como es la primera entrada sobre mangas mierder que leo, al terminar mi comentario me iré a cotillearte un poquitín… >///<

    La verdad que es una entrada útil a la par que interesante. Veo que estamos en la misma sintonía y te repelen los mismos clichés que a mí. Es bueno saberlo, porque ahora no me acercaré a esos manga ni con un palo. Especialmente a Kurosaki-kun no Iinari ni Nante Naranai, y menos si lo comparas con Ookami shojo to kuro ouji. Es increíble cómo este tipo de mujer estúpida y sin personalidad puede ser un tópico… por favor.

    En fin, que me ha gustado mucho Sho, y me he reído un montón con tu forma de ponerlos a parir 😄

    Un besazo enorme, guapetona!

    Me gusta

    1. Jelou Kaguraaa!! 😀

      ¡Genial que te haya gustado la entrada! 🙂 Sí, sí, estamos en la misma sintonía, creo que cualquiera con un mínimo de sentido de común debería saber reconocer estos patrones tan sobados y hasta insultantes, que tanto afean los mangas 😦

      Ôkami shôjo to kuro ôji es denigrante a más no poder y Kurosaki-kun no Iinari ni Nante Naranai es del palo… pero más CUTRE. Así que imagina. Algunas escenas son adefesios de lo más cómico… y la intención no es hacer una parodia. Y la prota… la prota es TONTAAAAAAAAAA ay qué tonta essssssssssssssssss

      Y eso.

      Un beso bien gordo!!!! Gracias por comentar, hermosa!! ❤ ❤

      Le gusta a 1 persona

  9. El regreso de twilight, version manga y con la historia más original de la tierra sobre el amor entre un humano y una criatura del folclor japones (zoofilia).
    La historia del príncipe negro y el príncipe blanco fue nuevo para mí. Aparte que los japoneses tienen unos gustos muy extraños presentes en sus mangas, lo cierto es que no son muy creativos en ello. No sé, quizás lo leería si en la historia se contara que el princ. negro y blanco tienen un romance pero no lo quieren contar por temor a represalias, entonces utilizan a la típica chica de los shôjo como una coartada para desahogar sus frustraciones S/M ._. (Marques de sade, eso es lo único que diré al respecto)
    Bueno, eso seria demasiado para un shôjo, además rompería (o no) la higiene mental de aquellos que consumen esos productos.
    Hay gente que solo consume cosas sin gracia y trilladas, como si no existiera mejores cosas o historias para hacer.
    Abrazos 🙂

    Me gusta

    1. ¡Qué tal, Vannert! 😀

      Ya ves cómo está el patio 😛 Estos dos mangas, por desgracia, no son excepciones. Tenía pensado hacer un top 5 de mangas mierder actuales en vez de comentar solo dos, pero me parecía ya una sobrada y no era cuestión de que la pantalla supurara bilis. Estoy pasando unos días muy tranquilita y no quería alterarme demasiado, bastante te menea ya la vida xD La dejaré para otro momento en el que necesite desahogarme a gusto 😉

      ¡Gracias por comentar, Vannert!!! ¡Abrazosssss!!!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s