Boo! Los fantasmas de las CLAMP: xxxHolic

Aquí cada uno va a su marcheta, yo más que nadie. Aunque voy viendo, poco a poco, los anime que se van estrenando de esta nueva temporada, me gusta, mientras el tiempo me lo permite, perderme en otras cosillas. No tengo prisa en dar primeras impresiones, prefiero de hecho ver unos cuántos capítulos más, dado que no hago reseñas semanales. Y observando como esta primavera se me llenan los anime de entes sobrenaturales, vampiros y demás, me ha dado por repasarme una serie que tenía pendiente desde hace eones: xxxHolic de las celebérrimas CLAMP.

xxxHolic

×××ホリック

(2006- 2008)

En realidad esta serie de animación no va solo de fantasmas, esa es la primera toma de contacto. xxxHolic (24 capítulos) y su secuela xxxHolic Kei (13 capítulos) son una adaptación mediocre de lo que me parece un buen manga sobre el universo sobrenatural japonés. Recalco lo de me parece porque lo que he leído de él es poco y apenas lo recuerdo. En estos dos anime hay médiums, yûrei, yôkai y demás fauna del folclore de las islas niponas para dar y regalar, lo que considero maravilloso.

Soy consciente de que tiene un ejército de devotos talifanes, así que si te encuentras entre ellos, no offence, pero lo que hay escrito más abajo no te va a hacer ni pizca de gracia. Así que lo mejor que puedes hacer es ver este vídeo y salir del blog. No hay necesidad de sufrir o enfadarse sin motivos de peso.

xxxholic1

Creo que a estas alturas no hace falta presentar a las damas que conforman CLAMP, pero si eres una rara avis que desconoce quiénes son, te remito aquí y Santas Pascuas. No son unas mindundis precisamente. Ellas son las creadoras del manga original y sus personalidades e ideas son lo bastante fuertes como para subrayar este hecho. xxxHolic además es una obra transversal, que fue concebida para conectar otros tebeos de estas mangaka como Tsubasa: RESERVoir CHRoNiCLEse sirve del concepto de los universos paralelos para ello. Un manga ambicioso y con cierta originalidad, por eso ha sido triste encontrar una adaptación animada tan chapuzas. Pero no nos adelantemos, que hay matices.

Aclaro: escribo de la serie y sus dos temporadas, no de la película ni las OVAS. Eso otro día quizás.

holic2
Yûko, Kudakitsune y Watanuki

xxxHolic nos narra la historia de un muchacho huérfano, Kimihiro Watanuki, que desde niño ha podido observar cosas raras y se ha visto incluso acosado por los espíritus que rondan allá donde va. Un día especialmente engorroso, se tropieza casualmente con una extraña casa donde reside Yûko Ichihara. Esta vivienda en realidad es una tienda donde esta señora, que resulta ser una excéntrica y misteriosa bruja, vende deseos. Esta tienda además está protegida por una especie de barrera que solo hace posible la encuentren aquellas personas que realmente alberguen un deseo; para el resto es invisible. Así que ahí entra dando tumbos Watanuki, solicitando a Yûko que lo libere de las molestias de su don sobrehumano. La bruja accede pero, a cambio, para abonar su deseo, deberá trabajar a media jornada en su negocio. Por supuesto, es un eufemismo: Watanuki acaba convirtiéndose en su esclavo más que nada, ya que encima se le da genial cocinar (qué envidia). Y su especial facultad tampoco desaparece.

holic8
Yûko atendiendo a la clientela

Y, a partir de ahí, las aventuras de Watanuki comienzan. Como imaginaréis, no las disfruta en solitario: no pueden faltar su amor platónico, Himawari Kunogi, una tontalaba de sonrisa perenne y actitud irritantemente alegre; y su, ¡ejem!, mejor amigo, el imperturbable Shizuka Dômeki, heredero de un templo shintô, con la habilidad innata de bloquear espíritus y… la expresividad de un mejillón. Este trío y Yûko, que es una borracha glotona de las que marcan época (si os gusta la gastronomía japonesa con esta serie vais a gozarla), mueven los hilos principales del anime. Otro terceto de secundarios que también juega un papel interesante: las gemelas sin alma Maru y Moro y el malicioso conejobollosuizo de Mokona. Existen otros personajes recurrentes, cimentados en el sintoísmo, como la repelente Ame Warashi (sus pintas de loli gótica me superan), su protégée Zashiki Warashi, que es una completa incapaz enamorada de Watanuki (sigh), la familia kitsune que regenta un pequeño puesto de delicioso oden, y algunos pocos más. La galería de criaturas fabulosas que aparecen es amplia: nekomusume, jorôgumo, karasu tengu, el dios Raijin hasta un hyakki yagyô en toda regla tiene lugar en uno de sus episodios más destacados.

holic6
Ame y Zashiki Warashi en lo suyo, hacer llover y… lo que sea que haga Zashiki aparte de gimotear.

La primera temporada está planteada con capítulos autoconclusivos donde se presentan diversos casos de índole mágica y paranormal que, más que resolverse, alcanzan por sí solos un desenlace. La actitud de Yûko hacia sus clientes es pasiva, teñida de un fatalismo enigmático; y a pesar de que Watanuki toma el rol activo, su capacidad de influir en los acontecimientos de manera positiva es bastante relativa. Los recovecos de la mente humana, los atascos emocionales, las enfermedades del alma, tienen su expresión en los fenómenos sobrenaturales: son sus metáforas y alegorías. Mediante unas historias muy sencillas, se plasman complejos problemas humanos. En los primeros capítulos las historias se llevan con una puerilidad sonrojante. A pesar de que los temas que se tocan poseen profundidad, la manera de tratarlos es superficial y estridente. Conforme avanza el anime, el tono se modera un poco; a los personajes se les va cogiendo algo de cariño y las historias, a los que nos gusta el género, se nos hacen amenas. Pero importante: no cautivan. Eso sí, ayudan a mitigar la sensación de cutrería suma que sobrevuela continuamente. Esa cutrez ignominiosa a la que me refiero, proviene de la animación atroz y pobreza visual que tiene esta serie. No estoy hablando de los diseños manieristas de los personajes; te pueden gustar o no esas proporciones anómalas, pero no dejan de ser licencias artísticas que, además, ya aparecían en el propio manga. Tampoco del estilo casi unidimensional y de colores planos, esa simplicidad puede llegar a ser seductora. No me refiero a eso. Es un trabajo sin facetas ni cuidado, ni detalles, ni ná: paupérrimo. Un tochazo de hormigón que te lanzan a la maldita cara. No todos los episodios han sido igual, claro, pero los niveles detectados oscilan entre “vulgar aceptable” a “puta mierda”. Os podéis hacer una idea de la media total.

holic7
Ejemplo de nivel “puta mierda”

Todo el rato dudaba entre abandonarla o no; pero finalmente he proseguido con ella porque el trasfondo, aunque no es muy original, sí es reflexivo y penetrante. Y que tengo debilidad por el folclore japonés, para qué negarlo. Pero me ha costado, me ha costado aguantar también, por ejemplo, la personalidad de Watanuki. Muchas veces se me hacían insufribles esas contorsiones y acrobacias, esos chillidos, esa sobreactuación en definitiva. Cuando toda la caricatura cesaba, el chico ganaba un montón (es un megane-kun, coñe, me gustan).

holic4
Que alguien le administre ketamina al muchacho, por favor, dosis para elefante africano, que le va a explotar la cabeza al final.

La segunda temporada ya es otro cantar. La animación mejora MUCHO, a pesar de que tampoco sea algo extraordinario; pero siguiendo el estilo minimalista y liso de la etapa previa, gana en encanto sobre todo porque los diseños se enriquecen en lindos juegos geométricos a ratos art déco, a otros modernista, por momentos ukiyo-e. Yûko, con su furisode, a veces parece sacada de un póster de Alphonse Mucha. Que metieron parné y fueron más escrupulosos, resumiendo. Los episodios son menos infantiles, el histrionismo del protagonista, aunque presente, se hace más llevadero ya que Watanuki madura bastante como persona. Ya no se trata solo de episodios autoconclusivos, existen pequeños arcos argumentales que engarzan unos con otros y se dejan ver con tranquilidad. No se hace tanto hincapié ya en el cuento de miedo buscando el susto, sino que las raíces filosóficas afloran de forma muy agradable. El capítulo dedicado al mahjong es muy revelador. No obstante, debo aclarar que a partir del capítulo 8, todo lo que me había parecido correcto incluso encantador, se me empezó a estomagar por la exageración in crescendo de algunos aspectos. Esto llevó a que surgieran pequeñas incoherencias y ridiculeces varias desperdigadas por los episodios restantes, un fastidio, que deslució un tanto el resultado final.

holic9
Yûko  demandando sake a su esclavo Watanuki

Respecto a los personajes, Himawari me siguió pareciendo insoportable, con esa alegría y despreocupación tan antinaturales… Esa moza es inhumana, del tipo que es capaz de abrirte en canal y exprimirte el páncreas con una hermosa sonrisa, mientras se disculpa además. En realidad la relación entre el trío adolescente me ha parecido bastante ortopédica, aunque no carente de cierta química: la adoración mentecata de Watanuki por Himawari (toooonto, eres toooonto); la inquina y celos de Watanuki por Dômeki (acompañados de continuos insultos) frente la impasibilidad irónica de este último… Las interacciones habituales que ocultan profundos vínculos de amistad, aunque se pueden hacer también cansinas. Yûko es lo mejor de la serie, a pesar de que la mayor parte del tiempo se lo pase fumando, beoda perdida o exigiendo comida. Es su ambigüedad, su erotismo de baja intensidad y comentarios crípticos, los que aportan la sal a este anime; en todo ello podemos encontrar meditaciones fuertemente amarradas al karma y lo inevitable. Cualquiera que vea esta serie se dará cuenta de que en ella solo se esbozan planteamientos que en el manga se desarrollan más. Y ni mucho menos se desvelan incógnitas de verdadero calado.

holic10
Mokona, el conejobollosuizo

La segunda temporada es superior a la primera, aunque le falte el entrañable espíritu del típico relato de terror. Es más madura, menos frívola y está mejor ejecutada. La primera, si obviamos la espantosa animación (es francamente difícil sortear esa amorfia), se queda en mera curiosidad para el fan del género. No mucho más. ¿Se puede ver la segunda temporada saltándose la primera? NO. ¿Merece la pena ver el anime completo? Si te gusta la temática, pues vale. Pero es meh y lo idóneo imagino es hacerse con el manga… que tengo pensado retomar en breves.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Anuncios

Autor: Sho-Shikibu

Me gusta el chocolate y matar moscas con un periódico viejo. Resido en los komorebi y practico tsundoku, lo que me entristece a veces.

8 comentarios en “Boo! Los fantasmas de las CLAMP: xxxHolic”

    1. ¡Hola Khalil! 🙂
      Sí, recuerdo Magic Knight Rayearth, de hecho de esa serie proviene el conejobollosuizo, Mokona, pero en su versión blanca (hay dos bichitos de estos en el universo CLAMP). De estas señoras me lo he visto casi-casi todo, mis animaciones favoritas quizás sean Tokyo Babylon y X (Madhouse detrás), aunque hace años que no los revisiono y a lo mejor ahora me parecen un cagarro 😛
      ¡Gracias por comentar, saludos! 😀

      Le gusta a 1 persona

  1. Aunque sea “meh” algún día lo veré 🙂 Les tengo demasiado cariño a las CLAMP (por Cardcaptor Sakura) para no hacerlo.
    Creo que hace unos años lo intenté con su primer capítulo pero la cosa no fue a más. Ya me descargaré el anime y eso…
    Siempre me parto con las comparaciones que haces. Haces asociaciones muy curiosas pero lo que quieres expresar queda muy claro xD
    Amemos a los megane y a los peliblancos.
    Besos

    Me gusta

    1. ¡Hey, Jane! ¿Qué tal? 😀
      Te contesto en un momentín, que me piro de viaje unos días y no quería dejarlo pasar, ya que desconozco si tendré acceso a WIFI.
      Haces muy bien en planear ver esta serie, CLAMP es CLAMP, siempre se saca algo en limpio; y aunque yo he sido crítica de narices (no puedo evitar soltar mis “veredictos” a bocajarro), el fondo es bueno 🙂
      Tengo que pasarme por vuestro blog y el de los otros compañeros, porque hace días que no les echo el ojo 😦 ; espero encontrar tiempo para hacerlo, aunque sea tirando de mi móvil patata.

      ¡Besicos! ❤

      Me gusta

  2. Hace tiempo vi algunos capítulos en animax (cuando lo tenía), pero no era lo más genial que he visto (todavia recuerdo la animación). Quería leer el manga pero siempre lo deje para después, ¿será que deba leerlo?

    Me gusta

    1. ¡Buenas, Vannert! 😀

      La animación de la primera temporada es que es para no olvidarla… la madre que los parió.
      Yo cuando regrese a mi madriguera es lo que tengo pensado hacer, retormar el manga. Tengo fundadas sospechas de que es infinitamente mejor que el anime. Ya contarás tus impresiones si te pones a ello.

      ¡Saludos! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s